El pesimismo se hace fuerte en las bolsas mundiales

El Ibex cae un 2,75 %, el mayor retroceso desde octubre del 2017, mientras se extiende el temor a otra recesión


Redacción / La Voz

La Bolsa española no se sumó este jueves a la festividad de la Constitución. Para el mercado fue un día laborable. Y lo que se vivió dentro no fue precisamente una fiesta. No estaban los ánimos para eso. Sobra con aclarar que el Ibex 35 se dejó un 2,75 % en, a la postre, su peor día del año. Habría que remontarse a octubre del año pasado para ver un descenso mayor.

¿Motivos? Para todos los gustos. Que si a Macron se le está yendo de las manos la revuelta de los chalecos amarillos. Que si a May, tres cuartos de lo mismo, con el brexit. Que si la curva de tipos se está aplanando en Estados Unidos (lo normal es que la línea que dibuja esta unión de los tipos a corto y largo plazo tenga una pendiente positiva porque lo lógico es que los inversores exijan más rentabilidad cuanto más largo es el plazo al que prestan el dinero), y eso puede ser una señal de que vienen otra vez las vacas flacas. Que si lo de la frágil tregua en la guerra comercial entre EE.UU. es, sobre todo, eso: frágil...

Y fue eso último precisamente lo que más pesó este jueves en el ánimo de lo inversores, tras la detención en Canadá, a instancias de las autoridades estadounidenses, de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, que también es la hija del fundador de la compañía tecnológica china, acusada de violar las sanciones de Washington contra Irán.

Muchas fuentes de las que beber para el temor a otra recesión, aunque digan los expertos que razones para la angustia no hay. Al menos todavía.

Con ese panorama como telón de fondo, nadie se salvó de la quema. Todos los grandes índices retrocedieron terreno. De hecho, fue el Ibex el que menos cayó. En el resto de las plazas europeas las pérdidas superaron la barrera del 3 %. La peor fue Milán, que se dejó un 3,54 %. Londres bajó un 3,15 %; París, un 3,32 %; y Fráncfort, un 3,48 %.

Valora este artículo

0 votos
Tags
Comentarios

El pesimismo se hace fuerte en las bolsas mundiales