China lanza la primera nave para explorar la cara oculta de la Luna

Es el inicio de un largo periplo para la sonda que debería alunizar cerca de Año Nuevo, con el fin de recorrer la parte todavía inexplorada del satélite y realizar investigaciones científicas

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /embeds/video.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
;
China lanza con éxito una sonda para explorar la cara oculta de la Luna La Chang'e-4 viaja hasta el satélite terrestre para estudiar la orografía y la radiación

China lanzó en las primeras horas de este sábado la sonda lunar Chang E 4, con la que espera llevar a cabo el primer aterrizaje jamás realizado en la cara oculta de la Luna, según la agencia estatal de noticias Xinhua recogidas por EFE.

El cohete Gran Marcha-3B, que transporta la sonda -la cual incluye un módulo y un vehículo explorador-, despegó del Centro de Lanzamiento de Satélites de Xichang, en la provincia de Sichuan (suroeste), a las 02:23 de esta mañana. Es el inicio de un largo periplo para la nave china que debería alunizar cerca de Año Nuevo, con el fin de recorrer esta parte todavía inexplorada y realizar investigaciones científicas.

Según la Administración Nacional del Espacio de China, la misión realizará tareas de observación astronómica de radio de baja frecuencia, análisis de terreno y relieve, detección de composición mineral y estructura de la superficie lunar poco profunda y medición de la radiación de neutrones y átomos neutrales para estudiar el medio ambiente en la cara oculta de la Luna.

Además, la Chang E 4 transporta un pequeño recipiente con semillas de patata y de arabidopsis, una planta herbácea, con el objetivo de que crezcan y florezcan durante la misión, de acuerdo con Xinhua.

También lleva huevos de gusanos de seda y la evolución de este material biológico se grabará en vídeo para ser controlado desde la Tierra.

El pasado agosto, China reveló imágenes del vehículo de exploración con el que espera examinar la cara oculta de la Luna, algo que hasta ahora no ha conseguido ningún país.

El vehículo es similar al Yutu (Conejo de Jade), el primer explorador lunar chino, lanzado en el 2013 junto con la Chang E 3 y que continúa recorriendo la cara visible del satélite.

Con una forma de caja rectangular, el explorador cuenta con seis ruedas, dos paneles solares para su alimentación, un radar y múltiples cámaras para explorar la cara menos conocida de la Luna, un satélite cuya rotación natural es frenada por la gravedad terrestre, lo que hace que siempre veamos una misma mitad de ella.

Programas espaciales pioneros como el soviético o el estadounidense ya lograron hace más de medio siglo fotografiar la cara oculta pero nunca han alunizado allí, pese a que en 1962 una misión no tripulada estadounidense lo intentó sin éxito.

El pasado mes de mayo China dio el primer paso para esta nueva misión con el lanzamiento de un satélite para facilitar las comunicaciones entre la cara oculta lunar y los centros de control en la Tierra.

El programa Chang E (bautizado así en honor a una diosa que según las leyendas chinas vive en la Luna) comenzó con el lanzamiento de una primera sonda orbital en el 2007, y desde entonces se han llevado al satélite de la Tierra cuatro aparatos.

El objetivo final del programa es una misión tripulada a la Luna a largo plazo, aunque la fecha para ello no ha sido fijada y algunos expertos la sitúan en torno al año 2036.

Noche lunar

Durante la noche lunar, que dura 14 días terrestres, las temperaturas bajan a -173 grados Celsius y durante el día lunar, también equivalente a 14 días terrestres, pueden alcanzar los 127 grados Celsius.

Un desafío aún mayor es que el Chang'e-4 fue enviado a una región del polo sur de la Luna, la Cuenca Aitken, cuyo terreno es particularmente complejo y empinado, según los medios estatales chinos.

La nave tiene que realizar estudios sobre recursos minerales, el cultivo de tomates y otras plantas, entre otros.

Pekín tiene previsto lanzar el próximo año un Chang'e-5 para tomar muestras y traerlas a la Tierra.

China invierte miles de millones en su programa espacial, comandado por el ejército. Ha colocado satélites en órbita para desarrollos internos (observación de la Tierra, telecomunicaciones o el sistema de geolocalización Beidou) o para otros países.

También espera enviar un robot a Marte y humanos a la Luna.

En noviembre, China presentó una réplica de su primera gran estación espacial Tiangong («Palacio celeste») que planea lanzar a partir de 2022 y suceder a la Estación Espacial Internacional (ISS).

La estación china debería convertirse entonces en la única estación que vuele en el espacio tras la retirada programada en el 2024 de la ISS, que asocia a Estados Unidos, Rusia, Europa, Japón y Canadá. Será, sin embargo, mucho más pequeña.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Tags
Comentarios

China lanza la primera nave para explorar la cara oculta de la Luna