21-D: Alta tensión ante el Consejo de Ministros en un edificio que los Mossos tachan de ratonera

El blindaje de la sede de la Llotja de Mar, que hoy ha amanecido con la pintada «Go home Pedro» (Vete a casa, Pedro), trae de cabeza a la Policía ante las amenazas de los CDR


La Voz / Redacción

Todos los ojos puestos en el Consejo de Ministros que se celebrará el próximo viernes 21 de diciembre en Barcelona. Será la prueba de fuego para comprobar si las tensas relaciones entre el Gobierno de Sánchez y la Generalitat de Torra se romperán definitivamente o no. Buenismo frente a secesionismo en el edificio de la Llotja de Mar de Barcelona, sede del próximo Consejo de Ministros. El edificio, que ha amanecido hoy con la pintada «Go home Pedro» (Vete a casa, Pedro), trae de cabeza a los Mossos d'Esquadra, pues consideran que este inmueble histórico en el centro de Barcelona es una ratonera en cuanto a seguridad ya que es muy complicado su blindaje. A las fuerzas de seguridad catalanas y españolas les preocupa la alta tensión reinante por las constantes amenazas de los Comités de Defensa de la República (CDR) que han convocado a través de las redes sociales a sus fieles a la «batalla» contra la reunión del Gobierno de España, algo que consideran una auténtica «provocación».

Edificio de la Llotja de Mar de Barcelona, sede del Consejo de Ministros del próximo viernes
Edificio de la Llotja de Mar de Barcelona, sede del Consejo de Ministros del próximo viernes

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha reiterado que tiene «confianza plena» de que los Mossos garanticen la seguridad el 21-D, ya que habrá un refuerzo «adecuado», «proporcional» y «razonable», informa Efe. En declaraciones en Antena 3, Marlaska ha señalado que los responsables policiales adoptarán las medidas «precisas y oportunas», si bien ha eludido pronunciarse sobre el número de efectivos que formarán parte de ese amplio dispositivo de seguridad.

La delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, ha encabezado esta tarde una nueva reunión de mandos policiales en la sede de la Delegación en la que se está ultimando el diseño del operativo de seguridad de cara al Consejo de Ministros del viernes, informa Europa Press. El dispositivo tiene en cuenta la diversidad de convocatorias de protestas que se prevén a lo largo del día, y también la manifestación unitaria convocada por numerosas entidades en Jardinets de Gràcia a las 18 horas, así como la concentración masiva de coches de la ANC. 

El «cara a cara» entre Sánchez y Torra, en el aire

Paralelamente, sigue en el aire la reunión entre Sánchez y Torra. El líder del PP, Pablo Casado, ha reprochado hoy a Sánchez, que «mendigue» un encuentro con el presidente de la Generalitat en lugar de comunicarle la aplicación del artículo 155 en Cataluña. Casado considera que Sánchez «prefiere mendigar» dicho encuentro con Torra «antes de reunir a los partidos constitucionalistas» para acordar una «actuación conjunta» y poner en marcha el contundente artículo de la Constitución.

Esto ya no lo aguanta nadie

Insiste en que lo que tiene que hacer Sánchez es dirigirse a Torra para decirle «está usted cesado» y poner en marcha ya el 155 porque «esto ya no lo aguanta nadie», subraya. Para Casado, Sánchez «ha renunciado a representar a los partidos constitucionalistas frente a los que han hecho un golpe de Estado» y «los enemigos de la nación están condicionando la política del presidente» del Gobierno.

Por su parte, la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, confía en que el viernes se celebre «con normalidad» la reunión entre ambos presidentes. «No me consta que haya llegado la confirmación por parte de la Generalitat, pero tenemos toda una semana por delante y hay tiempo», ha dicho la ministra en una entrevista en RNE. Batet ha advertido de que si la Generalitat «hace un feo o una declaración fuera de tono» el Gobierno podrá reaccionar «exigiendo esa reciprocidad y, sobre todo, lealtad». Batet ha afirmado que el Gobierno «no va de visita a los territorios, ni tiene por qué esconderse o pasar desapercibido» y ha asegurado que va al centro de la ciudad de Barcelona a celebrar el Consejo de Ministros «con una normalidad sana». 

Fuentes del Ejecutivo creen que todo apunta a que se celebrará esa reunión bilateral, «cara a cara» y sin más miembros de sus respectivos gobiernos, lo que evitaría la cumbre entre ambos ejecutivos a la que aspira el presidente catalán. Aunque oficialmente sigue sin confirmarse la reunión, las fuentes apuntan a que podría celebrarse tras la sesión del Consejo de Ministros. En una conversación informal hoy con los periodistas durante la tradicional copa de Navidad que ofrece el Ejecutivo en el Palacio de la Moncloa, Pedro Sánchez solo ha dado viabilidad a un encuentro uno a uno con Torra y ha reiterado que el que haya o no reunión depende del president.

Posible «asalto» al Parlamento catalán

El portavoz de Ciudadanos en el Parlament, Carlos Carrizosa, anunció hoy que su grupo ha registrado dos escritos dirigidos al presidente de la Cámara, Roger Torrent, y al conseller de Interior, Miquel Buch, para que eviten un posible «asalto» al Parlament el 21 de diciembre, tal y como han amenazado «algunos grupos radicales», coincidiendo con el Consejo de Ministros de Barcelona. Carrizosa ha recordado que el pasado 1 de octubre hubo un intento de los CDR de entrar en la Cámara y que los diputados de Ciudadanos tuvieron «que salir escoltados del Parlament».

La ANC y Òmnium garantizan el «pacifismo» e Iglesias defiende las manifestaciones

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, y el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, han garantizado hoy que sus movilizaciones del próximo viernes serán «absolutamente pacíficas». La ANC ha llamado a colapsar la ciudad con una marcha lenta de vehículos, mientras que Òmnium organizará un «Consejo Popular de Ministros» para contraprogramar la reunión del Ejecutivo de Sánchez.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido hoy como algo «normal» en democracia que se convoquen manifestaciones contra la reunión del Consejo de Ministros en Barcelona y espera que las fuerzas de seguridad actúen con diligencia para que se desarrollen con normalidad, informa Efe. «Estoy convencido de que las diferentes fuerzas y cuerpos de seguridad, en el marco de las competencias que la ley establece, actuarán con la mayor diligencia para que todo el mundo pueda ejercer con tranquilidad su derecho de reunión y su derecho de manifestación. Que haya manifestaciones en democracia es algo normal, eso solamente es excepcional en dictaduras», ha dicho.

Los CDR llaman a sembrar el caos en Barcelona contra el Consejo de Ministros

C. Reino/ M. saiz-pardo
Concentración de miembros de sindicatos de Mossos d'Esquadra
Concentración de miembros de sindicatos de Mossos d'Esquadra

El Gobierno enviará un millar de agentes a Cataluña ante las dudas sobre los Mossos

Nunca antes un Consejo de Ministros había levantado tanta expectación y nunca había puesto en alerta a las autoridades políticas y policiales ante la posibilidad de que el próximo 21 de diciembre se produzcan altercados con la visita del Gobierno a Barcelona. Una reunión que el independentismo considera una provocación. Todos los focos están puestos sobre los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), que la semana pasada se enfrentaron con violencia contra los Mossos al intentar boicotear protestas de Vox en Gerona y Tarrasa, y que anuncian para el 21D una «batalla» para «tumbar el régimen» del 78 y convertir Barcelona en un caos «ingobernable» que «desborde» el amplio dispositivo policial previsto.

Seguir leyendo

 

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

21-D: Alta tensión ante el Consejo de Ministros en un edificio que los Mossos tachan de ratonera