Casado exige a Sánchez que no hable con el «desequilibrado» de Torra

El secesionismo también presiona al Gobierno para negociar sobre «el referendo»


madrid / la voz

Pablo Casado continúa incrementando la presión sobre el presidente del Gobierno, a quien no va a ofrecerle respiro, especialmente en lo que toque a la cuestión catalana. Envalentonado tras los resultados en Andalucía, en donde confía en presidir la Junta gracias a la pérdida de menos escaños de lo esperado, Casado acusó a Sánchez de estar perdiendo el tiempo en su intento de revitalizar su relación con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, a quien se refirió como un «desequilibrado».

«No es un insulto, lo explico: hay que ser un desequilibrado para escribir que somos carroñeros, hienas y víboras», expuso, en relación al polémico blog del titular de la Generalitat en el que cargaba contra los españoles. «Hay que ser tremendamente desequilibrado para decir en tu tierra que estás deseando que el Gobierno te mande los tanques», siguió, en referencia a unas manifestaciones suyas en el 2011. «Y hay que ser muy desequilibrado para decir que ansías la vía eslovena; es decir, la guerra civil», concluyó, al hilo de las incendiarias palabras mencionadas recientemente por Torra.

De este modo, Casado reclamó el cese de las concesiones a los independentistas por parte de un presidente que ascendió al poder a raíz de «la mayoría vergonzante de la moción de censura, de batasunos, podemitas, socialistas e independentistas», recordó, instando a Sánchez a que la única cosa que justificaría su visita del próximo viernes 21 a Barcelona sería el anuncio de la aplicación del artículo 155 de la Constitución al finalizar la reunión del Consejo de Ministros, y conseguir así volver a «poner orden» en Cataluña.

En ese intento de reinstaurar el orden en las «batasunizadas» calles catalanas, Casado también volvió a insistir con la urgencia de privar de fondos públicos a las organizaciones y partidos directamente implicados en las acusaciones de rebelión o sedición, así como la ilegalización de los CDR.

El presidente del PP hizo este anuncio en la presentación oficial de los candidatos para las elecciones de mayo a las cuatro capitales de provincia. El cabeza de lista en Barcelona será el empresario Josep Bou, que ayer llamó a una alianza poselectoral con el candidato de la plataforma apoyada por C’s, el ex primer ministro francés Manuel Valls. 

Torra insiste con el referendo

 Pedro Sánchez es, día sí y día también, objetivo del fuego de gran calibre disparado desde la derecha, pero tampoco suelen abundar las jornadas en las que no le complican la vida desde el secesionismo. Quim Torra continuó ayer con sus propuestas imposibles al exigir al presidente del Gobierno «coraje para entablar un diálogo abierto» con la Generalitat en el que se ponga sobre la mesa «el derecho a votar nuestro futuro en un referendo». El titular del Gobierno catalán, que insiste en celebrar una cumbre a seis entre determinados responsables del Ejecutivo central y autonómico, tratando de otorgarle un aspecto de encuentro internacional, apretó a Sánchez para que acepte sus condiciones, reclamándole que no permita ser «arrastrado por la derecha y la extrema derecha española».

Respecto a la celebración del Consejo de Ministros en Barcelona, Torra se comprometió a «garantizar, como no puede ser de otra manera», explicó, «tanto la seguridad de la reunión como la libertad de expresión y concentración».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Casado exige a Sánchez que no hable con el «desequilibrado» de Torra