Susana Díaz se suma a las críticas por dar a la Generalitat un tratamiento «de igual a igual»

Según su opinión, se dan las circustancias para volver a aplicar el artículo 155


Redacción / La Voz

Ya se habían manifestado con claridad Emiliano García-Page y Javier Lambán. Incluso Alfonso Guerra. Pero faltaba Susana Díaz, muy tímida durante la campaña electoral y especialmente silenciosa tras la derrota electoral. Pero digerida esta, la principal referencia crítica contra Pedro Sánchez dentro del PSOE levantó ayer la voz para criticar con dureza que se dé a un presidente autonómico como Quim Torra un estatus político equivalente al del presidente del Gobierno y, de paso, aunque sin citarlo expresamente, dejó entrever que en su opinión se dan las circunstancias necesarias para volver a aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Es más, señaló que ya Mariano Rajoy lo puso en marcha con retraso. Si Alfonso Guerra siguió la estela de José María Aznar cuando apostó por una aplicación sin límites, ni temporales ni en la intervención, en un nuevo 155, Susana Díaz se ha sumado a los otros barones que discrepan abiertamente de la estrategia de Sánchez y temen que acabe provocando un duro castigo en las elecciones de mayo.

«El diálogo siempre es posible cuando se respetan las leyes, y en Cataluña llevan demasiado tiempo saltándose las normas, con un pulso permanente a la Constitución y al Estado de derecho», dijo en declaraciones a la Ser. «Llevan demasiado tiempo echándole un pulso al Estado», añadió para retrotraerse a la etapa de gobierno de Rajoy y señalar que si este hubiera aplicado el 155 antes «no hubiéramos visto el espectáculo del 1 de octubre». Fue incluso más lejos para hacer un paralelismo con el terrorismo etarra. «Nunca se les reconoció un conflicto político a quienes utilizaron la violencia y el terrorismo; no voy a reconocerlo cuando un Gobierno ahora echa un pulso y hay un desacato a la norma».

Por ello, en una evidente crítica a la visita de Sánchez a Barcelona y su pacto con Torra, Díaz señaló que «no puede plantearse Cataluña como unas discrepancias entre dos Gobiernos de igual a igual, están echándole un pulso al Estado de derecho y a la Constitución», que tiene mecanismos, recordó, en alusión al 155, para hacer frente al ataque a la democracia. «Lo creía antes y lo sigo creyendo ahora», concluyó.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Susana Díaz se suma a las críticas por dar a la Generalitat un tratamiento «de igual a igual»