El calvario de Jackson Martínez: De estrella mundial a no poder dormir por el dolor

El exdelantero del Porto y del Atlético de Madrid narra en una entrevista al diario Récord sus dolores nocturnos tras su lesión en 2015


El delantero Jackson Martínez, actual jugador del Portimonense de la Primera División portuguesa, ha contado en una entrevista en el diario deportivo Récord cómo le ha cambiado la vida desde que en el año 2015 abandonase el FC Porto para fichar por el Atlético de Madrid por 37 millones de euros. Poco duró el colombiano en la disciplina Atlética. Tan solo dos goles en 15 partidos de Liga, un pobre bagaje que precipitó su salida hacia la liga China. El Atlético le revendió por 42 millones. Por aquel entonces todavía no se sabía el gran negocio que acaba de cerrar el club.

A los chinos la paciencia les duró otros quince partidos. Cuatro goles del colombiano en la Superliga con el Guangzhou Evergrande. Pero lo peor llegó con su selección. En el año 2015, en la liguilla de clasificación para el Mundial de Rusia, se lesionó en un duelo ante Chile. Tuvo que pasar por el quirófano. La recuperación nunca fue la esperada.

Hoy, en las filas de Portimonense portugués al cual llegó cedido tras un pago de 3 millones de euros al Guangzhou Evergrande, vive un auténtico calvario fruto de esa lesión. Casi todas las noches el dolor le despierta según confiesa el propio delantero. «Es una lucha diaria. Cada entrenamiento, en cada momento en el que tumbo en la cama para dormir. Casi todas las noches, a eso de las 3 o 4 de la mañana, como si fuese un reloj, me despierto a causa de algún dolor en el pie. Después de algunos minutos, me vuelvo a dormir. Para entrenar tampoco es fácil, no puedo hacerlo más de dos o tres días seguidos. Quería trabajar con normalidad todos los días, pero los médicos me han dicho que eso es imposible», confiesa el colombiano. Jackson Martínez suma cuatro goles en 10 partidos con el Portimonense.

Comentarios

El calvario de Jackson Martínez: De estrella mundial a no poder dormir por el dolor