La lucha contra la violencia machista amenaza el pacto PP-C's en Andalucía

Francisco Balado Fontenla
fran balado MADRID / LA VOZ

ACTUALIDAD

Miguel ángel Molina | EFE

Vox exige que se retire del acuerdo para dar su apoyo al nuevo Gobierno autonómico

03 ene 2019 . Actualizado a las 07:53 h.

Peligra el pacto de gobernabilidad en Andalucía. Cuando todo parecía bien masticado para que el popular Juanma Moreno Bonilla se convirtiese en el nuevo presidente de la Junta gracias al apoyo de Ciudadanos, que entraría en el Ejecutivo autonómico, y con el visto bueno de Vox, la formación de ultraderecha amenaza con desbaratar su investidura. Vox pone como condición que PP y C’s eliminen de su acuerdo programático el punto en el que ambos se comprometen a conformar un Gobierno de coalición que garantice la implementación de las medidas incluidas en la ley de prevención y protección integral contra la violencia machista, aprobada recientemente en el Congreso por una abrumadora mayoría gracias al voto favorable de todos los grupos parlamentarios salvo Podemos. «Vox no les dará su apoyo si no eliminan, entre otros, este punto», advirtieron ayer a través de su cuenta oficial en Twitter, al entender que se trata de una medida «dictada por la ideología de género y las asociaciones feministas podemitas radicales». Francisco Serrano, líder de Vox en Andalucía, instó a PP y C’s a suprimir el punto 84 del documento. «¿Dónde está el cambio?», cuestionó en el mismo canal.

También fue a través de Twitter como llegó la primera reacción de peso. Albert Rivera, presidente de C’s, aseguró que no darán ni un paso atrás en esta materia: «Luchar contra la violencia machista con recursos y medidas para que nadie abuse de una mujer no es una opción, es una obligación para todos. Firmamos el pacto de Estado y lo aplicaremos en Andalucía y en todas las comunidades autónomas que gobernemos. La libertad y la igualdad no se negocian».

Y en medio de este primer gran conflicto entre las formaciones de la derecha, el PP. Javier Maroto, vicesecretario de Organización, pidió «altura de miras», tanto por parte «de los que acaban de llegar y de los que llevamos tiempo», manifestó en una entrevista a La Sexta en la que llamó a olvidarse de «líneas rojas» que hagan peligrar el cambio de Gobierno tras 36 años de Juntas presididas por el PSOE.