¿Puede Trump usar la emergencia nacional para erigir el muro?

De hacerlo, es muy probable que se enfrente a demandas que cuestionen su legalidad

Trump se dirigirá por televisión a la nación para explicar lo que denomina  crisis fronteriza
Trump se dirigirá por televisión a la nación para explicar lo que denomina "crisis fronteriza"

Nueva York / corresponsal

La última amenaza de Donald Trump ha introducido un nuevo debate en Estados Unidos. Cuando el cierre parcial del Gobierno entra en su tercer semana, el presidente amenaza con declarar la emergencia nacional con el objetivo de usar sus poderes ejecutivos para construir un muro en la frontera con México sorteando el filtro del Congreso, dado el bloqueo en las negociaciones. Pero, ¿tiene posibilidad de cumplir su amenaza o se trata de otro globo sonda para pulsar la opinión pública?

 ¿Qué es una declaración de emergencia nacional?

Es una orden ejecutiva a la cual el presidente puede recurrir si el país se encuentra frente al estallido de una guerra o a una catástrofe natural. El Acta Nacional de Emergencias contiene un conjunto de medidas diseñadas para que pueda manejar ese tipo de situaciones de manera efectiva. Una de esas medidas sería el poder acceder a fondos sin la aprobación del Congreso, además de declarar la ley marcial, suspender libertades civiles o ampliar las fuerzas armadas.

¿Puede Trump cumplir con su amenaza?

Sí, pero si declara la emergencia nacional para construir el muro es muy probable que su Administración se enfrente a demandas que cuestionen su legalidad. Según los expertos, la autoridad del presidente para hacer este tipo de declaraciones está destinada a situaciones de conflictos bélicos o «auténticas emergencias». «Afirmar esta autoridad para construir un muro es legalmente dudoso y probablemente terminaría en los tribunales», confirmó el director del Comité de Apropiaciones de la Cámara de Representantes, Evan Hollander. Tampoco están claros los poderes y los fondos a los que Trump tendría acceso una vez declarase dicho estado de emergencia. Eso sí, existe un escollo en el que se podría amparar y es aquel que permite a los militares la autoridad de financiar proyectos de barrera fronteriza, en ciertas circunstancias. Es más, el Pentágono tiene fondos que no están específicamente designados y que llegarían a los «100.000 millones de dólares», tal y como confirmó el profesor de Derecho de Harvard Mark Tushnet. De una manera o de otra, el desafío legal está garantizado.

¿En qué estado están las negociaciones para reabrir el Gobierno?

Prácticamente sin avances. Los demócratas siguen sin ceder mientras Trump no solo habla de emergencia nacional sino también desliza la posibilidad de cambiar el material del muro y elegir el acero en lugar del cemento. Hoy se dirigirá al país por televisión en horario de máxima audiencia para hablar de la «crisis humanitaria y de seguridad nacional en nuestra frontera sur» y el jueves viajará a la valla con México. Poco antes repitió que cualquier proyecto de presupuestos para reabrir las agencias federales debe incluir una partida de 5.700 millones de dólares para la construcción del muro. Los demócratas, sin embargo, insisten en que solo darán 1.600 millones para seguridad fronteriza.

 ¿Qué agencias están afectadas?

La parálisis afecta a una cuarta parte del Ejecutivo federal. En concreto a agencias de diez departamentos, de los que depende la seguridad fronteriza, así como decenas de parques nacionales y museos. Cerca de 800.000 empleados públicos han dejado de trabajar y, en consecuencia, de cobrar sus salarios. Los estadounidenses ya barajan la posibilidad de que hasta la devolución de su próxima declaración de la renta se vea afectada.

El presidente niega diferencias con Bolton sobre la retirada de Siria

Donald Trump negó ayer que haya cambiado de postura sobre la retirada de tropas de Siria, después de que su asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, le contradijera el domingo al descartar un repliegue rápido de los 2.000 soldados desplegados y sugiriera que podría durar meses o incluso años.

Aunque Trump defendió que sus intenciones «no son distintas» a las de Bolton, reconoció que la evacuación se retrasará hasta que Estado Islámico sea derrotado. Un día más hecho la culpa de sus disensiones con uno de sus asesores a la prensa, en concreto a The New York Times por publicar «una noticia muy inexacta sobre mis intenciones para Siria». «Vamos a salir a un ritmo adecuado mientras seguimos luchando contra el Estado Islámico y haciendo lo que sea prudente y necesario», argumentó en Twitter. «El fracasado The New York Times ha escrito a sabiendas una noticia inexacta», apostilló.

 Bolton se encuentra de gira por Israel y Turquía en un viaje para paliar las posibles consecuencias negativas de la retirada de EE.UU. de Siria y dar garantías a los aliados en la región. En concreto, Bolton señaló que las tropas seguirán en Siria hasta que sea derrotado el último miliciano del Estado Islámico y que protegerá «a los a quienes han luchado con nosotros contra el EI», en referencia a las milicias kurdas Unidades de Protección del Pueblo (YPG). Bolton exigió ayer a Ankara que se abstenga de atacar a los combatientes kurdos.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

¿Puede Trump usar la emergencia nacional para erigir el muro?