Los españoles, escépticos sobre la eficacia de la lucha contra el cambio climático

Pese al escepticismo,  el 69 %  tiene intención de reciclar durante el 2019 y el 38 % quiere dejar de comprar productos fabricados con plástico


Madrid / Europa Press

Los españoles son escépticos sobre la eficacia de las medidas adoptadas para luchar contra el cambio climático por encima de los niveles de otros países, aunque la mayoría está dispuesta a actuar con diferentes medidas y actitudes contra el calentamiento global, según un informe del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

En colaboración con la empresa de opinión pública mundial YouGov, el BEI publica la tercera edición de la encuesta sobre el clima que evalúa la percepción de los ciudadanos de la Unión Europea, Estados Unidos y China.

En esta ocasión, los resultados analizan el compromiso de los ciudadanos para 2019 así como la forma en la que los ciudadanos perciben las acciones emprendidas por su gobierno y las instituciones públicas internacionales para luchar contra el cambio climático, así como su nivel de responsabilidad en la materia.

Así, la encuesta refleja que el 45 % de los españoles, es decir, menos de la mitad, considera eficaces sus propias medidas, mientras que solo el 19 % califica que las medidas aplicadas por organizaciones internacionales han sido eficaces. Del mismo modo, apenas el 13 % cree que las medidas del gobierno nacional también han sido exitosas.

Si bien, la primera resolución de los españoles sobre las cosas que están dispuestos a hacer por el clima es, reciclar, algo hará el 69 % de los españoles. Además, están decididos a comprar alimentos locales o estacionales y reducir la cantidad de residuos que producen, al tiempo que se plantean utilizar más a menudo el transporte público. Esas son, según el BEI, las tres primeras acciones medioambientales que prevén hacer los españoles.

La encuesta refleja diferencias de actitud entre hombres y mujeres, puesto que el 34 % de los hombres está dispuesto a comprar alimentos locales y de temporada «siempre que sea posible» en 2019, mientras que en el caso de las mujeres, el porcentaje se eleva hasta el 49 %.

Por otro lado, el análisis del BEI refleja también que los ciudadanos españoles consideran que las organizaciones internacionales deberían desempeñar el papel más importante en la lucha contra el cambio climático, seguidas de los gobiernos nacionales y los ciudadanos.

El 36 % de los españoles considera que los organismos públicos internacionales son los que tienen la mayor responsabilidad en esta lucha. Pese a esta opinión sobre la responsabilidad de los organismos públicos internacionales, los españoles presentan, según la encuesta, un «alto grado de escepticismo a la hora de evaluar la eficacia» de estas instituciones en la lucha contra el cambio climático.

Asimismo, el BEI destaca que los resultados en España difieren del sentimiento general que percibe el conjunto de la Unión Europea, donde el 31 % de los europeos cree que los ciudadanos son los que tienen mayor responsabilidad en las acciones por el clima.

Sin embargo, los ciudadanos de otros continentes tienen opiniones diferentes. Por ejemplo, el 40 %  de los chinos y el 25 % de los estadounidenses considera que las organizaciones internacionales como Naciones Unidas o el Banco Mundial son las que tienen mayor responsabilidad, seguidas de los ciudadanos.

En ese sentido, estiman que son las organizaciones internacionales las que deben asumir el liderazgo en la lucha contra el cambio climático, pero los españoles opinan que, como individuos, ellos mismos pueden desempeñar un papel con un impacto similar.

Los resultados de la encuesta sobre el clima del BEI se hacen eco de las recientes marchas por el clima celebradas en varias ciudades europeas y que han demostrado una importante movilización y voluntad de actuar de los ciudadanos.

La vicepresidenta del BEI y responsable de la financiación para la acción por el clima y el medio ambiente, Enma Navarro, ha manifestado que la encuesta destaca claramente que los ciudadanos se sienten facultados para luchar contra el cambio climático y están dispuestos a adoptar medidas concretas al respecto en 2019.

«Los europeos, en particular, tienen muy claro el futuro que desean. Esta tendencia tan positiva es una gran noticia, puesto que el cambio climático sigue siendo un reto cada vez más apremiante», ha subrayado Navarro.

A su juicio, son «enormes» las sinergias entre lo que una institución pública como el BEI puede aportar en términos de instalaciones respetuosas con el clima tales como infraestructura de reciclaje de residuos, transportes públicos o energías verdes, junto con el compromiso de los ciudadanos de adoptar una forma de vida más respetuosa con el clima son enormes. En 2019, el BEI se ha comprometido más que nunca a mantener el impulso en materia climática y a estrechar sus lazos con los ciudadanos«, concluye.

En concreto, el 69 % de los españoles tiene intención o está dispuesto durante 2019 a reciclar o clasificar los residuos siempre que sea posible; el 44 % de los españoles reducirá la cantidad de residuos producidos en 2019; el 42 % utilizará más a menudo el transporte público en lugar del automóvil; otro 42 % comprará alimentos locales y de temporada siempre que sea posible.

Igualmente, el 38 % tiene intención en este año de dejar de comprar productos fabricados con materiales plásticos y el 34 por ciento aspira a consumir menos electricidad y el 23 % quiere consumir energía ecológica. Mientras, el 19 % de los españoles quiere o está dispuesto a utilizar más a menudo la bicicleta en vez del automóvil y el 6%  espera viajar con menos frecuencia en avión. En la encuesta también se observa que el 1 % de los españoles asegura que no hay «ningún cambio climático».

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Los españoles, escépticos sobre la eficacia de la lucha contra el cambio climático