La Fiscalía holandesa investiga un documento firmado por cientos de líderes religiosos contra la homosexualidad

Aseguran que «Dios propone el matrimonio como el pacto de por vida entre un hombre y una mujer»

Vista general de los cajones de flores subastados en la subasta «FloraHolland» celebrada en Aalsmeer (Holanda)
Vista general de los cajones de flores subastados en la subasta «FloraHolland» celebrada en Aalsmeer (Holanda)

la haya / efe

La Fiscalía holandesa evaluará la legalidad de una declaración religiosa firmada por cientos de pastores y políticos protestantes ortodoxos en la que subrayan principios cristianos contra la homosexualidad y la transexualidad. Según un portavoz de la Fiscalía, la evaluación de la conocida como Declaración de Nashville, que se redactó en 2017 en EE.UU., busca «una posible sanción» y una «investigación criminal», porque es un asunto «importante» para la primera sociedad en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo, en el año 2000.

Cientos de pastores, religiosos y políticos protestantes firmaron este documento durante este fin de semana, en un país pionero en la lucha por los derechos de los homosexuales. Este documento, traducido del inglés al neerlandés, subraya «las nociones bíblicas sobre el matrimonio, la familia y la sexualidad», con afirmaciones contra los homosexuales y asegura que «Dios propone el matrimonio como una relación de pacto de por vida entre un hombre y una mujer».

Además, añade que la homosexualidad no está apoyada desde el punto de vista religioso, lo cual considera «incuestionable», y asegura que la orientación sexual de los LGTBI es «curable».

Los primeros 250 firmantes, entre los que hay profesores de Religión y Teología de la Universidad de Ámsterdam, pertenecen a la Iglesia Reformada Restaurada (HHK, en sus siglas en neerlandés), las Iglesias Reformadas y la Iglesia Protestante de Holanda (PKN).

Como respuesta, el ayuntamiento de Ámsterdam escribió en su cuenta de Twitter que en la ciudad «puedes ser quien quieras» y varias iglesias protestantes en la capital holandesa alzaron hoy la bandera arco iris para reivindicar la inclusión de todos en las iglesias.

Las principales críticas se dirigen al Partido Político Reformado (SGP), grupo calvinista ortodoxo que cuenta con tres escaños en el Parlamento nacional y dos en el Senado.

Sin embargo, el presidente de Unión Cristiana (uno de los cuatro partidos de la coalición del Gobierno holandés), Gert-Jan Segers, criticó este documento y consideró que «esta cuestión sobre la fe y la homosexualidad no se lleva a cabo de esta forma».

La semana pasada, un tribunal de Ámsterdam condenó a tres hombres a una multa de 500 euros por haber repartido panfletos con propaganda religiosa contra la homosexualidad en los buzones privados de correos.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

La Fiscalía holandesa investiga un documento firmado por cientos de líderes religiosos contra la homosexualidad