El acuerdo entre PP y Vox en Andalucía: ni Pin parental, ni expulsiones y ni día de la Reconquista

La derogación de la ley de violencia machista planteada por la ultraderecha también se elimina del pacto andaluz

| EUROPA PRESS

REDACCIÓN

El PP y Vox estaban condenados a entenderse. La recompensa era muy grande como para dejarla pasar. Acabar con cuarenta años de dominio en la comunidad referente del socialismo no era un premio menor. Los 19 puntos presentados por Vox para gobernar en Andalucía, un documento más ideológico que programático, quedaron notablemente edulcorados al final de la negociación con los populares. Y de lo concreto se ha pasado a la ambigüedad y la generalidad como si se tratase una cuerda que puede tensarse o relajarse dependiendo de las circunstancias. Un ejemplo de esta filosofía está en la condena «al discurso del odio y la exclusión que algunos políticos y medios contra los representes de Vox», que el partido de Abascal exigía que se integrase en el discurso de investidura de Casado y que tras el acuerdo del miércoles ha quedado reducido a «abogar por un Gobierno basado en el diálogo y el respeto a todas las fuerzas constitucionales».

inmigración

De las 52.000 expulsiones a cumplir con la ley. Uno de los aspectos más polémicos del documento inicial de Vox estaba en la inmigración. En el texto se acusaba a la Junta de Andalucía de encubrir la inmigración ilegal. Vox afirmaba sin datos que corroborasen esa hipótesis que el Ejecutivo de Díaz tenía registrados 52.000 simpapeles en situación irregular, cuyos datos no comparte con la policía. También pedía suprimir todas las ayudas y proponía la ilegalización de oenegés que actúan rescatando a personas en el Mediterráneo por favorecer «la inmigración ilegal». El nuevo texto solo habla de cumplir la legislación vigente en materia de inmigración, pero deja abierta que se puedan tomar otras medidas más radicales que «puedan favorecer el efecto llamada».

derechos sociales

No se derogará la ley contra la violencia machista. Otro de los puntos más polémicos del programa de Vox era la derogación de la ley andaluza de violencia machista y la que garantizaba los derechos, la igualdad de trato y la no discriminación de la personas LGTBI y sus familias. También se reclamaba la eliminación de la norma que promocionaba la igualdad de género en Andalucía. Estas reclamaciones no figuran en el acuerdo firmado con el PP.

educación

Inicialmente, sin PIN parental. La Educación es un tema clave para Vox. Entre las medidas planteadas al PP figuraban la implantación de un PIN parental con el objeto de que los padres pudieran excluir a sus hijos de enseñanzas, charlas talleres o actividades con carga ideológica o moral contraria a sus convicciones. El acuerdo con el PP no lo cita expresamente, pero deja abierta esa puerta al aceptar adoptar medidas para evitar «cualquier injerencia de los poderes públicos en la formación ideológica de los alumnos». El acuerdo también reconoce abiertamente la cohabitación pública, privada, la concertada y la diferenciada por sexo.

familia

Se reducen consejerías, pero habrá una de Familia. Vox incluía en su propuesta inicial un amplio catálogo de medidas relacionadas con la Familia, orientadas a un nicho de voto católico y practicante. Había un plan de fomento de la natalidad, importantes desgravaciones fiscales por familias numerosas y la prestación de especial atención a las mujeres con embarazos no deseados para evitar «el drama del aborto». Taxativamente, como tales, estas reivindicaciones no están en el acuerdo, pero podrían ser incluidas en la nueva Consejería de Familia pactada con el PP, pero que no reconoce Ciudadanos.

autonomía

Recentralización. El acuerdo no incluye ningún apartado dedicado a este tema, uno de los postulados básicos en el ideario de Vox, que apuesta por una recentralización de las competencias en materias de sanidad, educación, justicia y orden público. Vox exigía la reducción drástica, del 75 % de las subvenciones a partidos políticos que en el acuerdo se queda reducido a un compromiso con la estabilidad económica, la eficacia y la suficiencia financiara como principios rectores de la programación presupuestaria. Si se recoge la eliminación de todos organismos superfluos y la eliminación de varios impuestos, entre ellos el de sucesiones.

memoria histórica

No habrá día de la Reconquista. El PP asume en parte las reivindicaciones de Vox en cuestiones como la revisión histórica. No acepta explícitamente la derogación de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, pero si se compromete a promover otra que la sustituya. Nada se habla de cambiar el Día de Andalucía del 28 de febrero al 2 de enero, culminación de la Reconquista, como reclamaba el partido de Abascal.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El acuerdo entre PP y Vox en Andalucía: ni Pin parental, ni expulsiones y ni día de la Reconquista