Trump derrocha propaganda en su visita a la frontera

Alcaldes de la zona limítrofe con México rechazan el muro y la crisis que plantea el presidente para justificarlo


Nueva york / corresponsal

Donald Trump visitó este jueves la ciudad fronteriza de McAllen, en Texas, para seguir impulsando su exigencia de que el Congreso de Estados Unidos le otorgue 5.700 millones de dólares para financiar el muro con México. Evidenció que la visita tenía mucho de partidista y poco de viaje oficial de un presidente, cuando acudió ataviado con una gorra blanca en la que podía leerse su lema de campaña Make America great again. «¡Los demócratas saben que necesitamos una seguridad fronteriza fuerte pero no quieren dar a Trump una de sus muchas victorias!», declaró.

En el cuartel de la patrulla de McAllen, se fotografió en una sala llena de supuesto material incautado (desde un rifle AR-15, a pistolas, una bolsa con dinero y paquetes de heroína y metanfetamina). La perfecta escenificación para reafirmar su argumento de cerrar la frontera para salvaguardar la seguridad de EE.UU. y afrontar crisis provocada por la caravana de migrantes, frente a los que le acusan de dar datos y cifras falsas para levantar el muro. Varios alcaldes de ciudades fronterizas estadounidenses no solo negaron dicha crisis y sino que además defendieron que construir un muro no es la solución a los problemas de seguridad del país. «Están gastando mucho dinero pero nada en la infraestructura que realmente necesitamos», dijo el alcalde de McAllen, Jim Darling.

Donald Trump llegó a Texas un día después de abandonar con un golpe en la mesa el encuentro convocado con los líderes demócratas para negociar una solución a la crisis de Gobierno, que hoy cumplirá 21 días y se convertirá en el mayor cierre de Gobierno de la historia. «Acabo de salir de una reunión con Chuck [Schumer] y Nancy [Pelosi], una pérdida total de tiempo», tuiteó.

«Un culebrón»

Los líderes demócratas describieron el portazo como «un capricho porque [Trump] no pudo obtener lo que quería». «Ni siquiera estoy segura de que el presidente quiera el muro, creo que pretende hacer un culebrón», aseveró Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes con mayoría demócrata.

La polémica del día fue el mensaje que Eric Trump, hijo del presidente, colgó en Instagram, que muchos calificaron de racista. «¿Sabes por qué disfrutas de un día en el zoológico? Porque los muros funcionan», escribió. La ola de reacciones, que le acusaron de comparar a los inmigrantes con animales peligrosos, obligó al hijo del mandatario a dar explicaciones. Aseguró que la intención de su mensaje era «ilustrar sobre el peligro que llega al país, con unas fronteras poco seguras».

Cancela su asistencia al Foro de Davos por la parálisis política en Estados Unidos La gravedad de la situación es tal que el presidente anunció la cancelación de su participación en el foro económico de Davos en Suiza, el 22 de enero. Algo que anticipa una mayor duración de la crisis. Aunque el actual cierre es parcial, centenares de miles de trabajadores de las agencias o departamentos de la Administración se están viendo afectados al no estar recibiendo sus salarios. «¡Necesitamos comer!», coreaban este jueves decenas de trabajadores federales que se manifestaron en la calles de Washington, Dallas y Atlanta. Muchos empiezan a sospechar que el muro es ya lo de menos, y que a Donald Trump lo único que le importa es ganar la partida a los demócratas, concluyó Los Angeles Times en su editorial.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Trump derrocha propaganda en su visita a la frontera