Detenido en Bolivia Cesare Battisti, el terrorista más buscado de Italia

Un asesor del presidente brasileño Bolsonaro ha confirmado el arresto. Al detenido se le imputan varios delitos cometidos durante los conocidos como años del plomo en Italia


Redacción

Un asesor del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha confirmado este domingo el arresto del terrorista italiano Cesare Battisti, al que se imputan varios delitos cometidos durante los conocidos como años del plomo. Battisti, de 64 años y que huyó de su país natal hace décadas, se encontraba prófugo desde el pasado mes de diciembre cuando un juez de la Corte Suprema de Brasil emitió una orden de captura en su contra. Al día siguiente, el entonces presidente Michel Temer firmó la orden de extradición reclamada desde hace años por Italia.

«El terrorista italiano Cesare Battisti fue arrestado en Bolivia esta noche y pronto será traído a Brasil, de donde probablemente será llevado hasta Italia para que pueda cumplir la pena perpetua, de acuerdo con la decisión de la justicia italiana», ha publicado en su cuenta de Twitter Filipe Martins, consejero especial de la Presidencia para Asuntos internacionales.

«Battisti ha sido capturado. La democracia es más fuerte que el terrorismo», ha aplaudido en su cuenta personal de Twitter el embajador italiano en Brasil, Antonio Bernardini. Según publica el diario italiano Il Corriere della Sera, y recoge Europa Press, el fugitivo fue capturado en Santa Cruz, en Bolivia, por un equipo especial de la Interpol.

Exmilitante del grupo Proletarios Armados por el Comunismo (PAC) durante los años de plomo en Italia -marcados por atentados de organizaciones de derecha y de izquierda, entre ellas las Brigadas Rojas- Battisti fue juzgado en ausencia en 1993. Fue condenado a perpetuidad por cuatro homicidios y complicidad en otros asesinatos a fines de los años 1970. 

Vivió 15 años exiliado en Francia, como recuerda Afp, donde se convirtió en un exitoso autor de novelas policiales. A mediados de los 90 se vio obligado a partir a México y en 2004 llegó a Brasil, donde se casó con una brasileña con quien tuvo un hijo en el 2013. En el 2010, el presidente de izquierda Luis Inácio Lula da Silva negó su extradición a Italia, luego de un largo proceso judicial con una estadía en la cárcel. En el último día de su mandato, Lula le otorgó el estatuto de refugiado político.

Su extradición fue una promesa del ultraderechista Bolsonaro a lo largo de su campaña.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Detenido en Bolivia Cesare Battisti, el terrorista más buscado de Italia