Un condenado por matar a su esposa en el 2003 asesina ahora a su abogada, con la que mantenía una relación

La víctima es una letrada de 48 años que defendió a su agresor en el caso del asesinato de su mujer hace 16 años. El autor del crimen se ha suicidado en Teruel y estaba en libertad condicional desde enero del 2017

La víctima y el presunto asesino, durante una sesión del juicio en el que ella ejerció su defensa
La víctima y el presunto asesino, durante una sesión del juicio en el que ella ejerció su defensa Heraldo de Aragón

Redacción / Agencias

La abogada zaragozana Rebeca Santamalia, asesinada anoche en una vivienda de la calle Francisco Pradilla de Zaragoza, fue la representante legal del presunto autor del crimen, José Javier Salvador Calvo, de 51 años, y le defendió durante el juicio por el que fue condenado por el asesinato, en mayo del 2003, de su esposa, Susana Patricia Maurel, quien era la candidata del PP a la alcaldía de La Puebla de Híjar (Teruel). El presunto autor de los hechos se ha suicidado en Teruel tras arrojarse de un viaducto. Estaba en libertad condicional desde enero del 2017. La delegada del Gobierno en Aragón, Carmen Sánchez, ha confirmado que ambos mantenían una relación sentimental.

Agentes de la Policía Nacional llevan detenido en el 2003 a José Javier Salvador Calvo tras asesinar a su esposa, Patricia Maurel Conte
Agentes de la Policía Nacional llevan detenido en el 2003 a José Javier Salvador Calvo tras asesinar a su esposa, Patricia Maurel Conte

A las 21:00 horas de ayer el marido de la abogada avisó a la Sala 091 de Zaragoza de que su esposa no había regresado a casa. Fue entonces cuando los agentes de la Policía hablaron con el entorno de Rebeca Santamalia, que los encaminó hasta un domicilio de la calle Pradilla de la capital aragonesa, propiedad del presunto asesino. Al no responder nadie al teléfono ni en el domicilio, los agentes localizaron a la hermana de José Javier Salvador Cano y entre las 4:00 y las 4:30 horas hallaron en el interior de la vivienda a la abogada asesinada «con evidentes signos de heridas de arma blanca».

La abogada asesinada había defendido en el 2003 a su agresor. El hombre fue condenado entonces a 18 años de cárcel por asesinar a su mujer en el 2003 de once tiros en la localidad turolense de La Puebla de Híjar.

La sentencia de la Audiencia de Teruel le impuso además indemnizaciones por valor de 120.000 euros a cada uno de sus tres hijos, entonces menores de edad, aunque reconoció como atenuante su confesión ante la policía. Un jurado popular, de manera unánime, consideró que el entonces condenado actuó sin que su mujer, de 29 años, pudiera defenderse.

El hombre estuvo preso en la cárcel de Teruel entre el 2003 y el 2013, año en el que fue trasladado al centro de inserción de Zuera (Zaragoza). Logró la libertad condicional en enero del 2017 y que habría logrado la libertad definitiva en junio del 2021.

El asesinato de Patricia Maurel se produjo unos días antes de la celebración de las elecciones municipales del 2003, a las que ella concurría como cabeza de lista por el PP a la alcaldía de la Puebla de Híjar, donde residía el matrimonio.

Rebeca Santamalia, de 48 años, era abogada penalista y fue la coordinadora del Servicio de Orientación Penitenciaria del Colegio de Abogados de Zaragoza entre el 2010 y el 2012. La Junta del Colegio de Abogados de Zaragoza se ha reunido esta mañana para analizar el caso y ha acordado suspender, en señal de duelo, el acto de toma de posesión de los nuevos miembros, que estaba previsto para las 19:00 horas de hoy.

Con este nuevo crimen machista, ya son tres las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas en lo que va de año. En el 2018 fueron asesinadas 47 mujeres y 978 desde que en el 2003 empezaron a contabilizarse los crímenes machistas.

Teléfono contra la violencia machista: 016

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

Un condenado por matar a su esposa en el 2003 asesina ahora a su abogada, con la que mantenía una relación