La Eurocámara quiere cortar el grifo de las ayudas a los que violen el Estado de derecho

La institución busca sortear el bloqueo de países como Polonia o Hungría

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, es uno de los líderes cuya actuación es cuestionada por la Eurocámara
El primer ministro húngaro, Viktor Orban, es uno de los líderes cuya actuación es cuestionada por la Eurocámara

Bruselas / corresponsal

El Parlamento Europeo (PE) amenaza con dar donde más duele a los países que pongan en riesgo el Estado de derecho: se acabaron los fondos europeos para ellos. Al menos para los países sistemáticamente corruptos donde la separación de poderes esté en entredicho.

Es la propuesta legislativas que aprobó ayer la Eurocámara, con el voto en contra de los eurodiputados de Podemos Xabier Benito Ziluaga, Tania González y Miguel Urbán, y la abstención de los de IU Javier Couso, Paloma López Bermejo, además de Lola Sánchez (Podemos) y Lidia Senra (AGE). Argumentan que la medida también permitiría castigar a los Gobiernos progresistas si deciden incumplir las normas de déficit. Aunque dicha herramienta ya está prevista en la actual normativa europea.

«El respeto al Estado de derecho y los valores fundamentales son los principios sobre los que se construye el proyecto europeo. Ningún Gobierno debe vulnerar esos valores sin sufrir las consecuencias», defendió la ponente del informe, Eider Gardiazábal (PSOE), con los ojos puestos en los sospechosos habituales.

Casos flagrantes

El secuestro de la justicia en Polonia, la regresión democrática y el recorte de derechos en Hungría, el uso fraudulento de fondos europeos por parte del primer ministro checo, Andrej Babis, o la impunidad ante la corrupción y la represión brutal de la oposición en Rumanía, han hecho saltar todos los resortes democráticos de la UE y la Eurocámara quiere enmendarlo. ¿Cómo? El hemiciclo propone suspender o reducir los pagos de ayudas comunitarias a estos países. Todos esos desembolsos fallidos acabarían alimentando la maltrecha hucha de la UE.

La Comisión Europea será la encargada de evaluar la situación país por país con un equipo de expertos. Si constata que existe un riesgo sistémico, ya sea por los niveles de corrupción o porque no se garantizan los derechos fundamentales, Bruselas propondrá el cierre del grifo al Parlamento y al Consejo Europeo.

¿Cómo evitar que algún país bloquee, como está pasando, este correctivo? La Eurocámara propone acabar con las decisiones por unanimidad. Una mayoría cualificada debería bastar para congelar los fondos.

A pesar del paso adelante que dio ayer el PE, no está claro que la propuesta pueda prosperar. Toca negociar en el Consejo y no será fácil convencer a los ministros polaco, húngaro, checo o rumano de la necesidad de despojarse de peso político para abrir la puerta a una medida que puede acarrear sanciones y que podría poner a sus propios Gobiernos en la picota.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La Eurocámara quiere cortar el grifo de las ayudas a los que violen el Estado de derecho