Los Franco insisten en enterrar al dictador en la Almudena: «En el fútbol hay más riesgos»

La familia dice no barajar otra opción pese a que el Ejecutivo descarta esta posibilidad

La tumba de Franco en el Valle de los Caídos
La tumba de Franco en el Valle de los Caídos

redacción

Los Franco insisten en que la madrileña catedral de la Almudena es la única alternativa viable para enterrar al dictador cuando sus restos sean exhumados del Valle de los Caídos. Y entienden que los riesgos de seguridad a los que se refiere el Gobierno para no aceptar esta opción no son reales. «Hay más en el fútbol», señala el abogado de la familia Martínez Bordiú Franco, Luis Utrera Molina en el escrito de alegaciones finales que ha presentado el martes al expediente de exhumación.

La familia también es muy crítica con la Comunidad de Madrid, a la que reprocha «haber obviado la condición de cadáver embalsamado de los restos» del dictador cuando, el pasado diciembre, la Dirección General de Salud madrileña contestó al Gobierno de Pedro Sánchez que la exhumación «no está sometida a ningún requisito administrativo sanitario». Además de advertir de que el proyecto de exhumación incurre en «múltiples y graves incumplimientos de la legalidad urbanística», con «la colaboración del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial», la familia Martínez-Bordiú Franco afirma que el procedimiento seguido es una «farsa administrativa» para dar «cobertura legal» a una decisión tomada de antemano por Sánchez.

Inconstitucional y fraudulento

La familia considera inconstitucional y «fraudulento» el trámite administrativo que emplea el Gobierno porque se ampara en un real decreto ley para establecer «un procedimiento de carácter singular, única y exclusivamente dirigido» a la exhumación de Francisco Franco, «excluyendo del mismo a cientos de afectados por la citada norma», según explica el abogado de la familia.

Tras solicitar al Ministerio de Justicia una resolución que declare «la improcedencia de llevar a cabo la exhumación», la familia del dictador precisa que, si pese a ello sigue adelante el procedimiento, se reafirma en su deseo de recibir los restos mortales para poder enterrarlos en la sepultura que posee en la cripta de la catedral de la Almudena. En este punto, el escrito de alegaciones sale al paso del informe de la Delegación del Gobierno en Madrid sobre los «supuestos problemas de seguridad» que desaconsejan el entierro en la cripta de la catedral y asegura que esos riesgos son en realidad «ciertamente reducidos», según «expertos en materia de seguridad» consultados por los herederos de Francisco Franco, y «menores que en el fútbol».

Comentarios

Los Franco insisten en enterrar al dictador en la Almudena: «En el fútbol hay más riesgos»