Torra: incumplidor para los independentistas, incompetente para los catalanes

La ANC aviva el cisma en el secesionismo con un vídeo en el que acusa al presidente de quebrantar todos sus compromisos con el mandato del 1-O. Y una encuesta muestra que el 53 % de los ciudadanos juzgan que su Gobierno es incapaz de resolver sus problemas

Torra, con Puigdemont, en su último encuentro en Waterloo, a donde el presidente catalán acude cada vez que tiene que tomar una decisión importante
Torra, con Puigdemont, en su último encuentro en Waterloo, a donde el presidente catalán acude cada vez que tiene que tomar una decisión importante Efe

La Voz

Hace tiempo que las aguas bajan revueltas en el independentismo catalán. Y se arremolinan aún más a medida que se acerca el juicio por el desafío secesionista, que arrancará en la primera o segunda semana de febrero. La última andanada en la guerra interna proviene de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), la asociación que presidió Jordi Sànchez, ahora en prisión acusado de rebelión. En un gesto de una dureza sin precedentes, esta asociación ha hecho público un vídeo de medio minuto de duración en el que arremete sin contemplaciones contra Quim Torra, al que llama presidente de un Gobierno autonomista, que para los independentistas es uno de los peores insultos imaginables.

Y si ha defraudado a sus socios, para el conjunto de los catalanes viene a ser algo así como un incompetente. Según el CEO (el CIS catalán), el 53 % de los ciudadanos de la comunidad consideran que su Gobierno no sabe cómo resolver los problemas de Cataluña. Fruto de esta percepción, los catalanes suspenden el Gabinete, al que otorgan una nota de 4,66. Por debajo de la que obtuvieron en su día los equipos de Puigdemont (5,5) y Artur Mas (4,96) en el momento álgido de los recortes. 

Con todo, lo más duro para Torra es el vídeo de ANC. En la grabación se muestra una hoja de cuaderno en la que se van haciendo anotaciones a modo de balance del Gobierno del sucesor de Puigdemont para llegar a la conclusión de que ha incumplido prácticamente todos sus compromisos con los independentistas.

Empieza por su compromiso de forzar la investidura de Carles Puigdemont, a quien el propio Torra mencionó como el legítimo presidente catalán en su toma de posesión, el pasado mes de mayo. Aunque no da un paso sin consultarlo previamente con el fugado de la Justicia y pese a las presiones desde Waterloo para intentar nuevamente su investidura, lo cierto es que la Mesa del Parlamento catalán, con Roger Torrent, de ERC, su presidente, a la cabeza, se han negado a desobedecer abiertamente al Tribunal Constitucional y han acatado su veto a una investidura a distancia. Con el añadido de que ahora, además, Puigdemont está suspendido en sus funciones por decisión judicial.

En esta misma línea, en el vídeo se pone en evidencia el incumplimiento de Torra de restituir lo que los independentistas denominan el "Gobierno legítimo", es decir aquel que decayó con la aplicación del artículo 155 de la Constitución, la disolución del Parlamento catalán y la convocatoria de elecciones anticipadas. Con ese mantra concurrió Puigdemont a los comicios del 21 de diciembre del 2017. Una estrategia que le resultó efectiva para ser el más votado en el bando independentista, pero que, como otras tantas promesas que se han quedado en simples brindis al sol, no ha pasado de ser un engaño más, como ahora reconoce la ANC en su vídeo.Y añade toda una retahíla de incumplimientos más, como el de aprobar16 leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional, recuperar la hacienda catalana, constituir una asamblea de cargos electos que habría de impulsar el proceso hacia la creación de una república catalana independiente.

La conclusión a la que llega la Asamblea Nacional Catalana es que Torra es un simple presidente autonómico más que ha dado la espalda al supuesto mandato del 1-O. Y acto seguido le advierte ante los desafíos que le vienen a los independentistas en las próximas semanas y meses. El primero, el de apoyar o no los Presupuestos del Estado sin un compromiso previo de Pedro Sánchez de avalar el ejercicio del derecho de autodeterminación. Puigdemont presiona para que los grupos del PDECat y ERC en el Congreso rechacen el proyecto, pero su posición no es compartida por buena parte de los dirigentes de estos partidos. El otro reto será el de la respuesta a una eventual condena a los independentistas juzgados por rebelión. Torra insinuó este jueves que plantearía una nueva declaración de independencia al Parlamento catalán, o, como alternativa, su renuncia y convocatoria de nuevas elecciones. Con ello, Cataluña retrocedería otros dos años  y el conflicto interno se enquistaría un poco más.

Torra apunta a una nueva declaración de independencia si hay condenas por el 1-O

CRISTIAN REINO

Artur Mas se desmarca de la línea Puigdemont y pide que se apoyen los Presupuestos

Quim Torra insiste en la línea dura. En vísperas de una nueva reunión entre el Gobierno central y el catalán y dos días antes del congreso fundacional de la Crida Nacional, el presidente de la Generalitat lanzó este jueves un serio aviso en clave interna, ahora que se acerca el juicio del 1-O.

El presidente catalán abrió la puerta a abandonar el cargo, cuando no lleva ni un año al frente de la Generalitat. «Si llego a la conclusión de que no puedo llevar al país a la independencia, lo dejaré», advirtió. Toda una declaración de intenciones de quien mantiene el objetivo de la secesión unilateral y define a Cataluña como una «autonomía jurídica», «en una república declarada que no se hizo efectiva».

Seguir leyendo

Comentarios

Torra: incumplidor para los independentistas, incompetente para los catalanes