Ana Guerra: «Ninguno de los que salimos de mi edición de "OT" nos podemos quejar»

La tinerfeña acaba de lanzar su primer trabajo, «Reflexión», después de cosechar millones de escuchas con sus sencillos


REDACCIÓN / LA VOZ

Durante el concurso, La bikina, de Luis Miguel. En la gala de Eurovisión, Lo malo, con Aitana. Después, Ni la hora, con Juan Magán. Hace nada, Bajito. Se podría decir que todo lo que toca Ana Guerra (San Cristóbal de La Laguna, 24 años) lo convierte en oro. Y ahora, Ana War, como también se conoce a la quinta clasificada de OT 2017, acaba de estrenar su primer trabajo: Reflexión, un EP con su número favorito, nueve, de canciones. Con él aguarda seguir sumando millones de visualizaciones y escuchas, además de ventas, apoyada en importantes ayudas como Morat o Dale Play, productor de El anillo de Jennifer López.

-¿Un estreno con nervios?

-Bueno, cada vez los gestiono un poco mejor, porque no es el primer lanzamiento que hago. Aprendes que por muy nerviosa que te pongas, no depende de ti lo que pase. Sobre todo, estoy ilusionada y entusiasmada.

-¿Qué presenta en «Reflexión»?

-Es lo que yo soy, porque ahora mismo estoy empezando como artista. Como todavía estoy descubriendo los géneros que me gustan, hay baladas, boleros, algo latino, algo más comercial..., con lo que yo me siento cómoda.

-¿Con qué canción se queda de las nueve que presenta?

-¡Uy! ¡Eso es como si tuviera que elegir un hijo! [ríe] Lo bueno es que son todas muy diferentes entre ellas. A lo mejor, una de las que puede sorprender es Con una mirada, que la compuse con Morat, y es de un estilo de los que menos he explorado. Pero bueno, habiendo formado parte de la composición de todas, es difícil quedarse con alguna.

-Se ha apoyado en varios grandes de la industria.

-Sí, me he sentido arropada por diferentes compositores y productores que tienen muchos años de experiencia y más de un hit en la calle. Entonces, para alguien como yo que está aprendiendo a componer, es perfecto. Por ejemplo, estoy asimilando cómo se trabaja con la inspiración.

-Lo que ha dejado claro con los sencillos es que sus letras buscan transmitir un mensaje.

-Claro. La verdad es que intento aprovechar el altavoz que tengo para mandar mensajes que puedan comunicar algo inspirador. Por interpretar algo comercial como Bajito no tienes por qué no mandar un mensaje, en este caso, de amor libre. Despierta, por ejemplo, es una canción que habla de no dormirse, conseguir un sueño y creer.

-¿Sigue hablando de feminismo?

-Sí, pero tampoco quise hacer un disco que rondara todo el rato ese concepto. Por eso hablo de diferentes cosas.

-A los que han salido de su edición de «OT» no les va nada mal...

-Creo que ninguno de nosotros nos podemos quejar... [ríe]. No nos falta trabajo y estamos teniendo la oportunidad de dedicarnos a lo que nos gusta. Además, creo que todos somos muy agradecidos. La vida se está portando muy bien con nosotros, pero también es cierto que estamos todo el rato trabajando y luchando por lo que queremos. Entonces, que las cosas nos vayan bien es un alivio.

-¿Se sienten con responsabilidad de ser líderes, de alguna manera, de su generación?

-Tomar conciencia de eso es complicado. Conocemos el feedback, pero de eso no somos tan conscientes. Por eso, lo que intentamos todos de alguna manera es ver las cosas desde el amor, el respeto y, en definitiva, de lo que consideramos lo mejor posible. Aunque eso no significa que no nos equivoquemos.

-¿Qué le parece el disco «Cicatrices», de Miriam?

-Me parece un discazo. Miriam ha luchado por la música que está haciendo y creo que le está yendo superbién. Eso sí, me falta verla en un concierto, que por agenda no he podido [sonríe].

-En el listado de firmas de discos no aparece Galicia. ¿No se va a pasar por aquí?

-¡Sí, sí, claro! A mi las tierras gallegas me encantan. Y aún no he desvelado todas las firmas de discos, ahí lo dejo [ríe].

-¿Cómo valora todo lo que ha vivido y lo que viene por delante?

-Haciendo balance del 2018, dije: «Superar o igualar este año va a ser complicadísimo». Fue una locura. La valoración es muy positiva, me ha cambiado la vida para bien y estoy muy feliz. Ahora espero que Reflexión sea acogido con el mismo amor con el que yo lo hecho. Espero que venga mucha gente a mi gira para emocionarnos juntos. Y también lucharé por cruzar el charco hacia Latinoamérica en algún momento.

Comentarios

Ana Guerra: «Ninguno de los que salimos de mi edición de "OT" nos podemos quejar»