Ser abstemio está de moda

ACTUALIDAD

ES LO MÁS COOL, pero también lo más sano. La de no beber alcohol es una tendencia que avalan los informes y los médicos. Esta moda sí que merece la pena...

11 feb 2019 . Actualizado a las 18:12 h.

Sí, ser abstemio está de moda. Cada vez son más los que no beben alcohol por convicción. Y no nos referimos a la adicción, que lógicamente solo se combate a base de alejarnos de la copa. Los abstemios de este tiempo lo son porque han decidido dejar de beber o, incluso, no probar el alcohol. Runners, millennials y miembros de la generación Z tienen algo en común, además de su juventud: no necesitan irse de copas, ni de cañas, ni de vinos. Bienvenido a la era de la vida sana. Una era que avalan los informes y que celebran los médicos.

MENOS HÁBITO DIARIO

La Encuesta Edades 2018 sobre alcohol y drogas en España del Ministerio de Sanidad habla alto y claro: Solo un 7,4 % de la población declara haber mantenido un hábito de consumo diario de alcohol, una proporción que ha descendido en 1,9 puntos con respecto a la última edición, la del 2015. Este es un dato que confirma la tendencia descendente para este indicador que se inició en el 2011 y que alcanza en el 2017 el valor mínimo de toda la serie histórica. No obstante, el estudio confirma que los hombres beben más que las mujeres y que la cerveza es la bebida alcohólica más consumida, seguida muy de cerca por el vino. El informe concluye que los encuestados, independientemente de su sexo y edad, están de acuerdo en la importancia de que exista una correcta educación e información para reducir los daños relacionados con el alcohol, así como en la necesidad de mostrar en los envases de las bebidas alcohólicas las advertencias sobre los daños que su consumo puede ocasionar. Manuel Ferreiro, médico adjunto del servicio de Urgencias del Chuac, no puede estar más de acuerdo: «Influye la incidencia cada vez mayor de un estilo de vida sano, pero también las campañas de prevención sociosanitarias que se desarrollan al respecto».

El doctor es un ferviente defensor de la moda del abstemio. «Lo mejor es no beber. En ningún caso es bueno recomendar el consumo de alcohol, ni insinuar ni sugerir», zanja Ferreiro, que añade que «no hay un nivel de alcohol moderado estipulado», y recuerda que tampoco existe consumo libre de riesgo. Consciente de que el alcohol sigue estando socialmente muy aceptado, recuerda que es una droga, que es adictivo y que por eso no hay un mínimo recomendable. «Es como el que fuma solo un cigarro, sigue sin ser beneficioso», indica el médico, que reconoce que no se entiende una fiesta gallega sin comer ni beber. «Como médico, defiendo el consumo de alcohol cero y en no promover el consumo moderado», opina Ferreiro, que es consciente de la presión social que existe al respecto.