Jóvenes cada vez más sordos: el peligro de escuchar música con el móvil

Los otorrinos advierten que las nuevas generaciones perderán audición a los 40 años en vez de a los 60


la voz / redacción

Escuchar música con auriculares. Una acción de lo más común en el día a día de la gente que ya se ha convertido en un peligro para la salud.

La OMS ha lanzado la alerta: dentro de 30 años una de cada diez personas sufrirá pérdidas de audición. En el punto de mira están los millennials (aquellos que nacieron entre 1981 y 1993) que corren el riesgo de perder audición «debido al uso prolongado y excesivo de sonidos altos, incluida la música que escuchan a través de sus dispositivos de audio personales», asegura la Organización Mundial de la Salud.

«Los adolescentes de hoy, que empiezan a usar auriculares a los quince años, estarán a los cuarenta como si tuvieran sesenta», mantiene Juan Carlos Vázquez Barro, jefe de Otorrinolaringología del Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña.

«Lo que hace el ruido a altas intensidades es dañar las células que están en el caracol del oído interno y, al dañarse esas células, la onda sonora no se transforma en los impulsos eléctricos que van al cerebro», explica el doctor.

¿Cuánta intensidad de sonido es perjudicial? «No deberíamos estar expuestos a ruidos que superen los 85 decibelios». Eso equivale, en el tráfico de una ciudad, al ruido que hacen los camiones pesados. Una discoteca está a unos 105 dB y una conversación entre dos personas ronda los 60. ¿Cómo saber si el volumen de nuestro móvil está por encima de ese límite? «Si yo estoy al lado de una persona con cascos y oigo algo de los que está escuchando es que supera ese umbral. Si no oigo nada podríamos considerar que tiene un volumen adecuado».

Pero la gente también lleva auriculares para abstraerse del ruido que hay a su alrededor y «la solución para lograrlo es subir el volumen. Lo más común es llevarlo por encima de esos 85 decibelios y eso es una bomba», afirma el otorrino.

La intensidad es fundamental para no dañar el oído pero también tenemos que prestar atención a la duración. Según la OMS, no se debería escucha música con estos dispositivos más de una hora al día. «Ni siquiera ahí está el límite porque escuchar música una hora diaria a un volumen muy alto también hace mucho daño. La solución es sencilla: hay que poner la música baja».

La gente no es consciente del daño que puede causar el ruido: «El problema también está en que las revisiones audiométricas solo se hacen a edades más avanzadas. La pérdida de audición comienza a notarse en los sonidos más agudos y uno no se da cuenta. Cuando comienza a afectar a los menos agudos, como los que se dan al hablar, ahí es cuando todos nos asustamos. Si hiciésemos audiometrías a los 35 años, muchos tomarían precauciones», mantiene el doctor Vázquez Barro.

«En el nervio auditivo tenemos 35.000 fibras. Con la edad las vamos perdiendo, unas 3.500 cada década. Lo que pasa es que si yo tengo un daño auditivo inducido por ruidos, se pierden más fibras. Así que lo que se notaba a una edad más avanzada, ahora se da antes», asegura. Conclusión: cada vez tendremos sordos más jóvenes. En 2050 una de cada diez personas tendrá alguna discapacidad debido a las pérdidas de audición.

 Consejos para utilizar cascos y disfrutar de la música sin dañar los oídos

«Es como si usted conduce en una autopista pero sin velocímetro ni límite de velocidad en su vehículo. Lo que nosotros proponemos es que sus smartphones estén equipados con un contador de velocidad, un sistema de medición que le informe sobre la cantidad de sonido que usted está recibiendo y que le indique si supera el límite» son palabras de Shelly Chadha, médico de la OMS. El proyecto incluye medidas que deberán ser adoptadas por cada gobierno y por los fabricantes de los dispositivos de audio de forma voluntaria. Mientas tanto, puede seguir estas recomendaciones:

La elección es importante

Mejor cascos. Los auriculares que van dentro del oído producen más intensidad sonora que los cascos. Además, hay que elegir unos que se ajusten al tamaño de nuestros oídos: así aislarán mejor del ruido exterior y no necesitaremos subir tanto el volumen.

Límite

85 decibelios. Ese es el límite que marca la OMS y los otorrinos. Se recomienda no escuchar música con estos dispositivos durante más de una hora diaria y como mucho al 60% de la capacidad de sonido.

Tapones para los oídos

Aún sin cascos. Los auriculares no son el único peligro. Eventos deportivos, atascos, obras, festivales de música... Son entornos peligrosos. Nunca está de más llevar unos tapones si vamos a estar expuestos a ruidos altos durante mucho tiempo.

Medición

Apps para salir de dudas. Existen aplicaciones para medir los decibelios con el móvil. Una de las más famosas del mercado es Decibel X.

La OMS alerta sobre el volumen de los audios de «smartphones» y MP3

redacción

Asegura que mil millones de personas corren el riesgo de sufrir pérdidas auditivas por la exposición prolongada a sonidos fuertes

La Organización Mundial de la Salud (OMS), preocupada por la salud auditiva de los usuarios de smartphones y otros lectores de MP3, emitió un reglamento no vinculante sobre el volumen de sonido de estos aparatos.

Alrededor de 50 % de los jóvenes de entre 12 a 35 años, es decir 1.100 millones de personas, corren el riesgo de sufrir pérdida auditivas a causa «de una exposición prolongada y excesiva a sonidos fuertes», según la OMS.

«Ya que tenemos el conocimiento para prevenir la pérdida auditiva, no debería haber tantos jóvenes que continúen dañando su audición escuchando música», subrayó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en declaraciones recogidas por la agencia Afp.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Tags
OMS
Comentarios

Jóvenes cada vez más sordos: el peligro de escuchar música con el móvil