El Gobierno rectifica y retira el test de ADN para inscribir como españoles a los bebés nacidos por gestación subrogada en Ucrania

Raúl Romar García
R. Romar REDACCIÓN

ACTUALIDAD

Padres afectados demandan una solución en el consulado de Kiev
Padres afectados demandan una solución en el consulado de Kiev

El viernes emitió una instrucción a los consulados autorizándola, pero un día después la deja sin efecto

17 feb 2019 . Actualizado a las 14:25 h.

Ahora sí, ahora no. Es la táctica que ha seguido el Gobierno con las cerca de treinta familias que están retenidas en Kiev a la espera de que el consulado inscriba como españoles a los bebés nacidos por gestación subrogada en las clínicas de Ucrania. Si el pasado viernes emitió una instrucción por la que se desbloqueaba la situación al permitir de nuevo una prueba de ADN para certificar la paternidad y permitir así reconocerlos como españoles, el sábado rectificó su decisión para dejar sin efecto la orden emitida desde su Dirección General de Registros y del Notariado.

«El Ministerio de Justicia ha decidido dejar sin efectos la instrucción de la Dirección General de Registros y del Notariado (DGRN) enviada a los registros consulares en la que se abría la puerta a la inscripción de niños concebidos en el extranjero por gestación por sustitución mediante la presentación de una prueba de ADN que certificara la paternidad o maternidad de uno de los progenitores», según señala este departamento en un comunicado.

Dado que en Ucrania, al igual que Georgia, no se emiten sentencias de filiación paterna, tal y como ocurre en Estados Unidos o Canadá, a las familias no les quedará otro remedio que solicitar la nacionalidad ucraniana para llevar sus hijos a España con el pasaporte de este país. Una vez en sus domicilios podrán reclamar por sentencia judicial la paternidad. Pero es sumar muchos más trámites a un proceso ya de por sí engorroso y que también supone un importante coste económico para los afectados.