El SMS vuelve en la era del WhatsApp

La previsión es que en el 2022 se duplicarán los 1,67 trillones de mensajes del 2017

Mensaje que el Sergas envía a un usario por SMS.
Mensaje que el Sergas envía a un usario por SMS.

Redacción

Lo cierto es que nunca se había ido del todo, aunque existe la percepción de que el SMS forma parte del pasado. El auge de las nuevas herramientas de mensajería instantánea como WhatsApp lo ha dejado arrinconado en la comunicación común. Pero esto no significa su muerte. Es más, se trata de un servicio en plena expansión. En una información recogida por Europa Press a propósito del Mobile World Congress queda de manifiesto: según la consultora Mobilesquared en el año 2017 se enviaron en el mundo 1,67 trillones de mensajes y la previsión para 2022 es casi duplicar esa cifra y llegar hasta los 2,80 trillones.

En el choque de esta tendencia y la percepción general hay que tener en cuenta un aspecto. Mientras que en la década pasada el uso del SMS era muy común entre particulares, ahora se ha quedado reducido a las empresas. En este campo se está produciendo un incremento espectacular gracias a algo fundamental: su alta eficacia de lectura. Es decir, cuando una empresa manda un mensaje a una persona tiene muchas más probabilidades de que lo lea si lo hace por SMS que que si lo hace por otros medios, como el correo electrónico.

Al respecto, se estima que un 98 % de los usuarios lee un SMS si le llega a un dispositivo. Esta tasa se sitúa por debajo del 20% en el correo electrónico. Además, existe otro parámetro importante: la tasa de respuesta. Mientras un SMS se contesta a los pocos segundos, los correos se alargan durante horas. Por este motivo en el mundo empresarial se ha abierto un canal para el márketing que reúne tres elementos fundamentales: saber que al cliente le llega el mensaje, que este reacciona pronto y que todavía no está sobreexplotando publicitariamente.

Uso en la administración

Una prueba de su eficacia la da el hecho de que la administración sigue usando esta vía. Los avisos del Sergas o Hacienda llegan a los usuarios al móvil por SMS. Independientemente de que este esté conectado o no, el mensaje se recibe y se lee. Pero, sobre todo, la importancia la dan las empresas que, por ejemplo, con este canal ofrecen ofertas directas a los clientes fidelizados con tarjetas o contratos previos. Los expertos, de hecho, hablan del auge de las campañas de SMS márketing y sostienen que se trata de una tendencia creciente.

La consultora Mobilesquared señala que en el 2017 el mercado del SMS movió un total de 11,86 billones de dólares. Para el 2022, las previsiones de crecimiento se sitúan en los 26,61 billones de dólares.

Comentarios

El SMS vuelve en la era del WhatsApp