Guaidó lo fía todo a la presión internacional para acabar con Maduro

EE.UU. dice que el líder venezolano tienes los días contados en el poder

EFE

Caracas / corresponsal

La crisis de Venezuela, donde no ha podido ingresar la ayuda humanitaria el sábado, ha llegado a un punto de estancamiento, con Juan Guaidó, presidente provisional, fuera del país, y con una reunión hoy del Grupo de Lima - una alianza de países americanos integrado Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay y Perú -y Mike Pence, vicepresidente estadounidense, en la que se decidirán las acciones a tomar contra el régimen de Nicolás Maduro, el cual, según la cancillería brasileña, mostró «su carácter criminal» al no permitir el ingreso de las medicinas y la comida que necesitan urgentemente miles de venezolanos.

Pero mientras el lado contrario califica de criminal la estrategia seguida por Maduro, el régimen venezolano lo muestra como una victoria, a pesar del daño en términos de imagen que esto le ha supuesto. Así, al tiempo que la ministra de Prisiones, Iris Varela, se apostaba este domingo en el puente Simón Bolívar y afirmaba, rodeada de civiles con armas -algunas fuentes apuntaban que se trataban de presidiarios- que «se cumplía el sueño de la unión cívico-militar» del Libertador de cinco naciones sudamericanas, el ministro de Comunicación de Maduro, Jorge Rodríguez, se refería a Guaidó como «preservativo usado» y pronosticaba que no regresaría al país.

Estados Unidos sigue jugando un papel muy activo en este conflicto y Mike Pompeo, secretario de Estado, ha dado un nuevo ultimátum contra Maduro, al que llamó «tirano enfermo», indicando que los días del mandatario en el poder están «contados». En el lado demócrata, una voz tan influyente como la de Bill Clinton también reconoció la figura de Guaidó como presidente provisional y hasta Bernie Sanders, senador estadounidense y el primer postulado como precandidato del partido a las presidenciales del 2020, y que reconoce a Maduro como presidente legítimo, le ha pedido «permitir el ingreso» de la ayuda humanitaria.

Honores de jefe de Estado

Por su parte, Guaidó fue recibido con honores de jefe de Estado en Bogotá, pero Iván Duque, presidente de Colombia, ha sido mucho más prudente en sus declaraciones señalando que tiene que crecer «el cerco diplomático», pero «sin discursos bélicos». Mientras, la UE deplora el uso de violencia contra manifestantes desarmados pero también previene sobre «iniciativas unilaterales» contra Maduro, previsiblemente, de EE.UU..

Estos han sido los últimos movimientos de un fin de semana en el que la espiral de enfrentamientos en la frontera de Venezuela por el bloqueo de los camiones de la ayuda humanitaria provocó la muerte de al menos cinco personas, casi 30 heridos, medio centenar de detenidos y cerca de cien militares que desertaron de las filas bolivarianas para unirse al lado de Guaidó, según el balance facilitado por Migración Colombia y oenegés venezolanas de ayer por el mañana. Unos datos que no son definitivos porque a lo largo del domingo se produjeron más deserciones de las fuerzas armadas venezolanas hacia Colombia y Brasil.

La frontera con Brasil

Los incidentes en la frontera con Colombia en Táchira tuvieron amplia cobertura, mientras que los de la frontera con Brasil, a 1.700 kilómetros de Caracas, pasaron casi inadvertidos, a pesar de que allí fue donde se registraron los cinco muertos de etnia pemón, que a su vez retuvieron a unos 25 funcionarios de la Guardia Nacional. Allí, igualmente, se registraron más de 100 de los 295 heridos que extraoficialmente tuvo la jornada de protesta del 23 de febrero, casi todos por perdigones, aunque hay decenas de heridos de bala provocados por las milicias.

Los venezolanos abordan esta crisis en medio de un casi total apagón informativo, buscando en Twitter y otras redes sociales la información que requieren. La oenegé Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) ha denunciado que el 23 de febrero se produjeron al menos 11 violaciones de la libertad de expresión y de los derechos digitales, incluyendo bloqueo a los principales portales informativos y a las redes sociales en momentos críticos, y «apagones» de horas del principal proveedor de Internet, la estatal Cantv.

Víctimas mortales

Al menos cinco

Se registraron al menos cinco muertos este fin de semana en la frontera con Brasil

Detenciones

Cerca de 50

Migración Colombia y oenegés venezolanas cifran en cincuenta los detenidos

Deserciones

Más de un centenar

El domingo por la mañana eran un centenar, pero a lo largo de la jornada hubo más en las fuerzas armadas venezolanas

Heridos

Extraoficialmente, casi 300

Oficialmente se registraron 30 heridos, pero extraoficialmente fueron cerca de 300

Borrell advierte que España condenaría una intervención militar extranjera en Venezuela

El ministro de Exteriores, Josep Borrell, advirtió este domingo de que España no respaldaría una intervención militar extranjera en Venezuela. «No todas las posiciones están sobre la mesa. Hemos advertido claramente que no apoyaríamos y condenaríamos firmemente cualquier intervención militar extranjera, que esperamos que no se produzca», declaró a la agencia Efe en Egipto, en donde participa en la cumbre entre la Liga Árabe y la UE. Borrell apeló a la necesidad de llegar a «una solución democrática pactada entre los venezolanos» que culmine con «la convocatoria de unas elecciones presidenciales» como la única salida razonable al conflicto civil en el que se encuentra inmerso el país sudamericano. Según el ministro de Exteriores, la diplomacia española trabaja para ello.

«¿Dónde estaba Sánchez?»

Por su parte, el presidente del PP, Pablo Casado, denunció la falta de compromiso del Gobierno de Pedro Sánchez con Venezuela. «Está desaparecido», lamentó, señalando que su única preocupación es «criticar a los dictadores muertos», dijo, en relación a sus malogrados intentos por exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

«¿Dónde estaba Pedro Sánchez cuando a un país se le está masacrando y el tirano Maduro coge los camiones de ayuda humanitaria y los quema?», se cuestionó.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Guaidó lo fía todo a la presión internacional para acabar con Maduro