El régimen de Maduro culpa a Guaidó del sabotaje eléctrico

Un periodista de origen español fue detenido tras ser responsabilizado de boicotear también el suministro de energía


Caracas | Corresponsal

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, abrió ayer una investigación contra Juan Guaidó tras ser responsabilizado del presunto «sabotaje» al sistema eléctrico, por lo que no se descarta su detención. Es la misma acusación que lanzó el número dos del chavismo, Diosdado Cabello, contra Luis Carlos Díaz, periodista de origen español, de 34 años, y activista por los derechos humanos, que fue detenido por agentes de inteligencia (Sebin).

El propio Nicolás Maduro ha señalado que «ha llegado el momento de la justicia», y ha exigido que se castigue a Guaidó tras indicar que el sistema eléctrico fue víctima de un «triple ataque: cibernético, electromagnético y físico».

El arresto del periodista radiofónico cosechó un enorme rechazo en el paí. Michelle Bachelet, expresidenta de Chile y alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, se expresó también en contra de esta detención, en momentos en que una comisión de técnicos de esa oficina visitan Venezuela para conocer la situación del país, invitados por el Gobierno de Maduro. Venezuela no había permitido este tipo de visitas desde hace 15 años.

Grupos de periodistas venezolanos acusaron a Maduro y al Sebin, su policía política, de nuevo atentado contra la libertad de expresión, Aseguraron que Díaz había sido secuestrado, posiblemente por Cabello, que es quien había pedido su arresto el fin de semana pasado.

Vuelve el suministro eléctrico

Aunque prácticamente todo el país ya ha recuperado el suministro eléctrico (95 %, según el ministro de Información, Jorge Rodríguez), aún hay sectores del occidente venezolano en los que el apagón que se inició el jueves supera las cien horas, como en Maracaibo, estado de Zulia. A esto se atribuye el más del centenar de saqueos habidos, incluidos los realizados en una planta de Pepsicola y el centro comercial Sambil, el más grande de esa ciudad.

Los asaltos, ya con el suministro eléctrico recuperado, han afectado también a ciudades como Valencia, Maracay y Barquisimeto, y han provocado centenares de detenciones, según señalan oenegés.

En tanto, en Caracas, la empresa pública Hidrocapital ha iniciado el bombeo de agua, en una ciudad en la que, pese a la crisis, hubo gente que pagó más de cuatro euros por cinco litros de agua. José María de Viana, experto en servicios públicos y asesor de Guaidó, ha señalado que el régimen de Maduro afronta dilemas como desestabilizar el sistema eléctrico si activa al mismo tiempo el sistema hidrológico y el metro de la ciudad.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El régimen de Maduro culpa a Guaidó del sabotaje eléctrico