Casado reclama a C's y Vox que no se presenten en las provincias pequeñas

La división del centroderecha podría dar 15 escaños más al PSOE en esas circunscripciones


Madrid / la Voz

La constatación del crecimiento de Vox en las encuestas ha hecho que la estrategia del PP cambie de manera radical respecto al partido liderado por Santiago Abascal. Aunque hasta ahora los populares habían evitado el choque con el partido de extrema derecha y centraban sus ataques en la izquierda y en Ciudadanos, ahora el PP se lanza abiertamente a descalificar a Vox y a su líder. Y no solo con el argumento de que sus votos podrían ser inútiles para conformar una mayoría similar a la forjada en Andalucía, sino con ataques directos a la inexperiencia política del partido ultraderechista y las limitaciones políticas de Abascal. La guerra por el voto más conservador se abre así en toda su crudeza antes de que comience la campaña electoral.

Miedo a la fuga de votos

Los populares son conscientes de que necesitan marcar distancias cuanto antes con el partido de extrema derecha, ya que muchos de sus antiguos votantes empiezan a considerar que apoyar a Vox es una forma de forzar a Casado a mantener el giro derechista de su discurso y no ven peligro en votar en estos comicios a un partido que saben que al final acabará aliándose con el PP. Consciente del peligro de que esa idea cale en su electorado tradicional, Casado pidió a los «partidos nuevos», en referencia a Vox, pero también a Ciudadanos, que hagan una «reflexión» sobre la conveniencia de presentar candidaturas en las circunscripciones más pequeñas. Algo que, según su análisis, solo conseguiría que se «divida el voto» el centroderecha y que el PSOE y Podemos salgan beneficiados. Casado puso como ejemplo el hecho de que el Partido Aragonés (PAR) tomara la decisión «responsable» de no presentarse a las generales para no «dispersar del voto constitucionalista».

En las 19 circunscripciones que reparten solo tres o cuatro escaños, el PP se impuso con claridad en las elecciones del 2016, lo que le permitió alcanzar 34 escaños solo en esas provincias frente a solo 19 del PSOE. La división del voto a la derecha podría hacer que esa proporción se invirtiera, lo que supondría una diferencia de 15 escaños a favor de los socialistas solo en las circunscripciones más pequeñas.

Tras acusar a Abascal de estar «desaparecido» en los medios por temor a que su desconocimiento en materia económica y de política internacional quede en evidencia, Casado reclamó que el 28 de abril nadie «experimente con un voto» para evitar que el «país dependa de los batasunos e independentistas» .

Vox alude a Feijoo

Vox no tardó en responder. «Nos caes bien Pablo Casado, pero te preferimos cuando hablas de reconquista, de proteger nuestras tradiciones y de defender la vida», afirma la formación en su perfil oficial de Twitter, en el que indica al líder popular que les gusta más «cuando nos copias que cuando Feijoo te pide que digas cosas malas de nosotros». El propio Abascal respondió en su perfil personal de Twitter a la petición de que se retire en las circunscripciones más pequeñas. «VOX dice lo mismo en toda España, en provincias grandes y en provincias pequeñas. Vamos a dar la oportunidad para que la España Viva vote sin miedo y contra el miedo», asegura.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Casado reclama a C's y Vox que no se presenten en las provincias pequeñas