Boeing prevé mejoras «pronto» mientras la Justicia de EE.UU. exige la certificación del 737 MAX

Las similitudes entre los accidentes de Adís Abeba e Indonesia fueron calificadas de sorprendentes por los investigadores etíopes


la voz / redacción

El presidente y consejero ejecutivo de Boeing, Dennis Muilenburg, que se enfrenta a la mayor crisis desde que asumió el cargo, adelantó que la empresa está tomando medidas para «garantizar completamente» la seguridad del avión 737 MAX a raíz de los accidentes mortales.

Muilenburg aseguró este lunes, en declaraciones recogidas por AFP, que una actualización del software del 737 MAX que comenzó tras el accidente en octubre de Lion Air en Indonesia saldrá «pronto» a la luz. Las similitudes de este siniestro aéreo con el registrado en Etiopía con el mismo modelo son sorprendentes, según los investigadores etíopes, que ayer regresaron a su país tras recabar en París los datos de las cajas negras del avión.

Mientras la empresa se afanan en afrontar la crisis provocada por el último siniestro, en el que murieron los 157 ocupantes de la aeronave, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha reclamado documentos sobre el estado de la certificación del modelo siniestrado. Según publicó The Wall Street Journal, el 11 de marzo, un día después de la tragedia del vuelo de Adís Abeba-Nairobi, la justicia recurrió al menos a una persona involucrada en el desarrollo del programa 737 MAX para que proporcione documentos, incluyendo cartas, correos electrónicos y otros mensajes, un material que debe entregarse este mes.

Por su parte, el Departamento de Transporte estadounidense está realizando una investigación sobre el proceso de aprobación por parte de la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA) del 737 MAX, según publicó el mismo diario. Se centra en particular en el sistema de la aeronave para evitar su desestabilización, conocido como MCAS (Maneuvering Characteristics Augmentation System).

Comentarios

Boeing prevé mejoras «pronto» mientras la Justicia de EE.UU. exige la certificación del 737 MAX