Uno de cada cuatro votantes del PP y de Ciudadanos se inclinan ahora por Vox

El PSOE mantiene la fidelidad de voto más alta y es la formación preferida de los más jóvenes, seguida de Unidos Podemos


Redacción / La Voz

A un lado Vox y, al otro, el PSOE. Estas son las dos fuerzas políticas que registran la mayor progresión electoral a poco más de un mes vista de las generales del 28 de abril, las dos en torno a las cuáles se está polarizando el debate y también las dos más beneficiadas por el trasvase de voto desde los partidos restantes. La encuesta elaborada por Sondaxe para La Voz pone de manifiesto que uno de cada cuatro votantes que en las generales del 2016 depositaron en la urna la papeleta del Partido Popular o de Ciudadano se inclinan ahora por elegir la de Vox, una corriente que también se produce, aunque con menos intensidad, desde Unidos Podemos, En Marea o Compromís hacia el PSOE.

Las cinco fuerzas políticas que están llamadas a tener mayor representación en el Congreso (PP, PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y Vox) ya concurrieron a las generales de hace tres años. Vox fue la única que quedó relegada a la insignificancia al no obtener acta alguna en las Cortes, pues sumó poco más de 47.000 votos en todo el Estado, de los cuáles 1.026 los obtuvo en las cuatro circunscripciones gallegas.

En cambio, la encuesta de Sondaxe revela que ahora es Vox la formación que, con su discurso dirigido a reforzar los poderes del Estado para actuar de barrera contra el independentismo catalán, la que más se nutre de los trasvases de voto de otras fuerzas. Era algo que ya se veía en la encuesta del mes pasado, en la que el partido de Santiago Abascal captaba el 24,1 % de los votantes del PP y el 18,4 % de los de Ciudadanos. La tendencia se acentúa y ahora recibe el 26,8 % de los populares, 2,5 puntos más, y el 27,3 % de la formación que lidera Albert Rivera, lo que representa 9 puntos más que hace solo un mes.

Al partido ultraderechista llegan incluso electores que en junio del 2016 se situaron en las filas de la izquierda. Unidos Podemos transfiere a Vox el 4,1 % de sus votantes, su confluencia catalana, En Comú Podem, cede el 7 %; En Marea, el 6,4 %, y el PSOE un discreto 1,4 %.

Mayor fidelidad en el PSOE

La partido instalado en el Gobierno, el PSOE, es el que logra fidelizar más voto, solo por detrás de EH Bildu. El 78,5 % de quienes apoyaron a Pedro Sánchez cuando en el 2016 obtuvo el peor resultado de los socialistas en la democracia volverían a hacerlo ahora, aunque eso significa un punto menos en relación al mes pasado. El ascenso socialistas se debe, en gran medida, a que capta votantes en el resto de la izquierda. El trasvase recibido desde Unidos Podemos es del 18,7 %, si bien hace solo un mes la coalición de Pablo Iglesias y Alberto Garzón le cedía el 23,2 %. Uno de cada cinco votantes de En Marea, el 19,3 % también prevén votar socialista ahora, al igual que el 11,2 % de Compromís, el 7,3 % de ERC o el 6,9 % de En Comú Podem. Desde el centro derecha también hay algún corrimiento de voto hacia el PSOE, del 8,1 % en el caso de Ciudadanos, pero de que llega hasta el 18,8 % en lo que concierne a Coalición Canaria.

El PP mejora ligeramente la fidelidad de voto con respecto a hace un mes, al pasar del 47,1 al 48,4 %. No obstante, sigue siendo muy baja, pues, bajo el liderazgo de Pablo Casado, el partido retiene a menos de la mitad de lo que votaron a Mariano Rajoy hace tres años, cuando se repitieron las elecciones generales.

El principal problema de los populares se llama Vox, hacia donde migran una cuarta parte de sus votantes, aunque en lo que atiende a trasvases también mantiene un saldo negativo con Ciudadanos. La formación naranja capta el 6 % de los votantes del PP, mientras que el partido de Pablo Casado solo es capaz de atraer a uno de cada 200 votantes (el 0,5 %) que en su día optaron por Albert Rivera.

Redefinición en Podemos

El espacio que ocupa la formación estatal Unidos Podemos, con algunas de sus alianzas territoriales, está en clara redefinición y resulta más complicado leer la tendencia de una formación más etérea y menos articulada territorialmente que sus más directos competidores.

Esta coalición mejora la fidelidad de sus votantes en comparación con el mes pasado, al pasar del 52,4 al 63,7 %, pero su principal problema estriba en la fuga de votos hacia el PSOE, que el arrebata casi uno de cada cinco. Es una tendencia que se amplía a otros espacios políticos en los que participa, en mayor o menos medida, la formación morada. En el caso de En Marea, que a parte de trasvasar uno de cada cinco votos al PSOE, cede un algo más de un 6 % a Vox y otro 6 % a Ciudadanos. La encuesta no mide específicamente el corrimiento hacia el BNG, que figura bajo la denominación «otros» al no tener representación en las Cortes. No obstante, hacia ese epígrafe hay una fuga del 9,3 % de votantes.

Entre los más jóvenes, los que votarán por primera vez el próximo 28A, el PSOE es la opción favorita (21,7 %), seguido de cerca por Unidos Podemos (17,8 %). El partido de Santiago Abascal baja posiciones respecto al mes pasado y para el 13 % de los más jóvenes es el preferido del bloque de la derecha, seguido de cerca por Ciudadanos (11,6 %) y a mucha más distancia el PP de Pablo Casado (6,9 %).

Vox sigue tercero en un escenario ingobernable

Gonzalo Bareño

Sánchez tendría que pactar con Puigdemont. La derecha se queda a 4 escaños de la mayoría, según la encuesta de Sondaxe

La derecha avanza pero no suma los escaños suficientes para gobernar, la izquierda retrocede y España sigue sin un Gobierno posible que no dependa de los votos de los partidos independentistas. Ese el resumen de la encuesta de intención de voto en las próximas elecciones generales elaborada por Sondaxe para La Voz de Galicia. Según este estudio, la suma del PP con Ciudadanos y Vox alcanza ya los 172 escaños, a cuatro de la mayoría absoluta, cuando en el anterior sondeo esa cifra se quedaba en 167. Ese escaso pero significativo avance se produce gracias a que el PP de Pablo Casado sube hasta los 78 escaños frente a los 76 de hace un mes, y especialmente a que Ciudadanos parece recuperar el pulso perdido desde que se anunció la convocatoria de elecciones, pasando de los 40 diputados que se le adjudicaban en febrero a los 44 actuales.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Uno de cada cuatro votantes del PP y de Ciudadanos se inclinan ahora por Vox