Investigan a un militante de Vox de Toledo que fue condenado por agredir a un profesor

José Ignacio Vega Peinado perteneció también a una organización neonazi

El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a otros cargos del partido
El presidente de Vox, Santiago Abascal, junto a otros cargos del partido

 Vox ha abierto una investigación interna sobre José Ignacio Vega Peinado, un militante de Toledo que fue miembro de una organización neonazi y fue condenado a cuatro años de cárcel por agredir a un profesor de Sociología de la Universidad de Valencia, informa Efe.

En un comunicado, Vox se ha referido a la información que ha publicado lamarea.com, según la cual Vega Peinados ha sido miembro del grupo neonazi Acción Radical, con el alias El Toro, y en 1995 fue condenado a cuatro años de prisión por una «brutal» agresión en Valencia en 1992 a un profesor universitario, a quien dejó como secuela una cojera de por vida.

Tras la condena Vega Peinado huyó del país y fue detenido en Londres y extraditado a España, después de que su nombre apareciese también en el juicio celebrado en Valencia en octubre de 1995 a otros nueve acusados de asociación ilícita.

Las revista Cirrosis, vinculada a Acción Radical, publicó una «lista negra» de personas de izquierdas, homosexuales y anarquistas, posibles «objetivos» del grupo, y el juzgado de lo penal número 8 de Valencia decretó una pena de dos meses de arresto la disolución de Acción Radical y Unicornio, inscrita en el registro como tapadera de la primera.

Vox ha explicado que José Ignacio Vega Peinado es un «militante de base» que no tiene «ningún cargo» dentro de la estructura del partido en Toledo, y ha agregado que ha abierto una investigación sobre la información publicada «para actuar conforme establecen los estatutos del partido y valorar si es de aplicación el régimen disciplinario» de sus estatutos.

Cesan al presidente de Vox León tras desvelarse su conexión con la Fundación Franco

Noelia Silvosa

En unas conversaciones grabadas, Carlos Portomeñe asegura haberse reunido con el portavoz y patrono de la Fundación Francisco Franco, Jaime Alonso, para tratar el tema de la financiación del partido

 La relación del presidente de Vox León, Carlos Portomeñe, con la Fundación Franco le pasó factura. A través de unas conversaciones grabadas y difundidas este lunes por la Cadena Ser, Portomeñe habla por teléfono con su entonces secretario general provincial, José Carlos Rúa, al que le transmite que tiene «buenas noticias» para el partido.

En dichas grabaciones, que airearon su vinculación con la entidad, el ya expresidente asegura haberse reunido con el portavoz y patrono de la Fundación Francisco Franco, Jaime Alonso, para tratar el tema de la financiación de Vox. Una revelación que provocó que la dirección general del partido haya tomado la decisión de expulsarle. «He recibido la llamada del millón, me ha llamado Jaime Alonso, de la Fundación Francisco Franco, que es natural de León. Hemos quedado y me ha dicho que está con nosotros absolutamente y que nos va ayudar», señaló Portomeñe a su subordinado, al que a continuación pide discreción sobre el asunto.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Investigan a un militante de Vox de Toledo que fue condenado por agredir a un profesor