Los Comunes toman el control del «brexit» y fuerzan una votación

Los diputados podrán votar sobre una serie de opciones, que probablemente incluirán un «brexit más suave» y la celebración otro referendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /embeds/video.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
El Parlamento británico le arrebata a Theresa May el control sobre el Brexit Los diputados británicos votarán mañana varias alternativas al plan fallido de la primera ministra.

Los diputados británicos votaron anoche a favor de tomar el control del proceso del brexit y de explorar alternativas al acuerdo de Theresa May a través de una serie de votaciones no vinculantes que tendrán lugar mañana. Se trata de un movimiento sin precedentes que respalda una iniciativa que había sido presentada por diputados de varios grupos políticos.

En una votación celebrada pasadas las diez de la noche hora local, once en España, hubo 329 votos a favor y 302 en contra de aprobar la enmienda presentada por Sir Oliver Letwin. Tres secretarios de Estado dimitieron para poder votar a favor de la enmienda. Los diputados podrán votar sobre una serie de opciones, que probablemente incluirán un «brexit más suave» y la celebración otro referendo, en un intento de probar la voluntad del Parlamento para ver qué es lo que, en todo caso, exige una mayoría. Todavía no se ha determinado si los parlamentarios se pronunciarán sobre cada una de las posibles propuestas o si se diseñará un sistema en el que elijan diversos planes por orden de preferencia.

Durante el debate de la tarde, la primera ministra rehusó comprometerse a cumplir con el resultado de esa votación y aseguró que no otorgará al Parlamento un «cheque en blanco» para decidir la hoja de ruta del brexit.

La enmienda aprobada permite que los diputados convoquen el voto en los Comunes, una prerrogativa reservada habitualmente al Gobierno, un movimiento que para la primera ministra perturba el «equilibrio de las instituciones democráticas» del Reino Unido.

Theresa May hizo muchos cálculos pero no le salieron las cuentas. Tras pasar el fin de semana tratando de apagar fuegos reconocía en la tarde de ayer que no tenía el apoyo de suficientes diputados para sacar adelante su acuerdo del brexit a una tercera votación en la Cámara de los Comunes.

Un punto clave, ya que es la condición expresa de la UE para acceder a aplazar la salida del bloque comunitario hasta el 22 de mayo. De lo contrario, tendría que presentar una solución alternativa antes del 12 de abril.

La primera ministra había intentado evitar una derrota del Gobierno al ofrecer a los diputados una serie de votaciones sobre las alternativas al brexit. Además, reconoció que su intención no fue nunca culpar a los diputados de la actual situación y que se «arrepiente» de sus palabras si estas fueron vistas así.

Theresa May también se negó a confirmar si tenía la intención de liderar la siguiente etapa de las negociaciones del brexit. Lisa Cameron, diputada del SNP (independentistas escoceses), le preguntó si esa es su intención. La contestación de la premier fue clara: «hay un trabajo por hacer» y tiene intención de seguir haciéndolo.

May se resistía ayer a dar su brazo a torcer, pese a las portadas como la del The Sun exigiéndole que pusiera fecha a su salida. Varios tabloides británicos señalaron que si la premier accediera a irse, obtendría el apoyo de los brexiters.

Listo el plan de choque de la UE para una salida sin acuerdo

Cristina Porteiro

Estas son las principales recomendaciones y advertencias de última hora que ha lanzado a sus ciudadanos la Unión Europea

Noventa notas preparativas, tres comunicaciones y diecinueve propuestas legislativas después, la UE da por terminado el plan de choque para un brexit duro. Lo anunció ayer la Comisión Europea, en vista de que el divorcio se precipita hacia una ruptura traumática y caótica. Estas son las principales recomendaciones y advertencias de última hora que ha lanzado a sus ciudadanos.

Estudiantes Erasmus

En el limbo legal. Los jóvenes que tienen pensado iniciar un intercambio universitario en el Reino Unido después del 12 de abril deberán tener en cuenta el limbo legal en el que se pueden ver envueltos si se produce un brexit duro. La Unión Europea tendrá que dejar de financiar el programa en el país si Londres decide interrumpir sus contribuciones al presupuesto de la UE del 2019, último año del actual marco presupuestario europeo. Ningún intercambio deberá prolongarse más allá del 31 de diciembre del 2019 porque el marco de colaboración desaparecerá. «Deberían verificarlo directamente con la universidad», sugiere Bruselas. Otros programas para investigadores, como el Marie-Curie, podrían verse en la misma tesitura.

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Los Comunes toman el control del «brexit» y fuerzan una votación