May desiste de una tercera votación sobre el «brexit» ante la falta de apoyos

La primera ministra evitó poner fecha a su salida del número 10 de Downing Street

May, flanqueada por miembros de su Gabinete durante  la larga jornada en la Cámara de  los Comunes
May, flanqueada por miembros de su Gabinete durante la larga jornada en la Cámara de los Comunes

Londres / E. La Voz

Theresa May hace muchos cálculos pero no le salen las cuentas. Tras pasar el fin de semana tratando de apagar fuegos y de deshacer el complot de una decena de ministros que piden su dimisión, la primera ministra británica reconoció este lunes que «tal y como están las cosas» no tiene el apoyo de suficientes diputados para sacar adelante su acuerdo del brexit a una tercera votación en la Cámara de los Comunes. 

Un punto clave, ya que es la condición expresa de la Unión Europea para acceder a aplazar la salida del bloque comunitario hasta el 22 de mayo. Así, se garantizaba que hubiese una salida ordenada de la UE y que el Reino Unido no tuviese que participar en las elecciones europeas, que comienzan el día 23. De lo contrario, tendría que presentar una solución alternativa antes del 12 de abril. Y lo cierto es que a día de hoy no parece que la haya.

La premier anunció que el Gobierno permitirá a los comunes votar sobre otras opciones al brexit a lo largo de la semana en un intento por encontrar un consenso. Además, reconoció que su intención no fue nunca culpar a los diputados de la actual situación y que se «arrepiente» de sus palabras si estas fueron vistas así. 

May se negó a confirmar si tiene intención de liderar la siguiente etapa de las negociaciones del brexit. Lisa Cameron, diputada del SNP (independentistas escoceses), le preguntó si esa es su intención. La contestación de la premier fue clara: «hay un trabajo por hacer» y tiene intención de seguir haciéndolo. May no quiere dar su brazo a torcer, pese a portadas como la del The Sun exigiéndole  que ponga fecha a su salida. Varios tabloides señalan que si la premier accediera a irse, obtendría el apoyo de los brexiters. Pero por el momento, no quiere dar a conocer cuándo será el día que deje Downing Street. Se enroca en decir que continuará buscando el respaldo de los diputados. Y les recordó una vez más que, «o bien salimos sin un acuerdo, o bien indicamos un camino a seguir».

Durante una reunión de emergencia del Gobierno, los ministros debatieron si habría otra opción que no sea la de convocatoria de elecciones si se opta por una larga prórroga del brexit. El pesimismo empieza a apoderarse del Ejecutivo y cree ya que ningún acuerdo obtendrá la aprobación de un Parlamento tan dividido. El ministro del brexit, Steve Barclay, abrió la caja de Pandora al apuntar el alto «riesgo de unas elecciones anticipadas». Otros ministros ya especulan con que podría ser la única manera de romper el punto muerto. No obstante, el titular de Comercio Internacional, Liam Fox, explicó que algunos siguen confiando en que la perspectiva de un largo aplazamiento del brexit, que implique la participación británica en las elecciones europeas, acabe convenciendo a muchos diputados de votar a favor del acuerdo de salida. 

A  las once de la noche de este lunes está fijada la votación de una enmienda destinada a que el Parlamento tome el control del orden de los debates Pese a no tener carácter vinculante, aumenta el riesgo de elecciones porque Westminster puede obligar al Gobierno a hacer algo contrario a aquello para lo que fue elegido.

Bruselas ya tiene listo el plan de choque ante un «brexit» duro

Cristina Porteiro
Un barco fluvial cruza el río Támesis mientras el sol se pone en Londres
Un barco fluvial cruza el río Támesis mientras el sol se pone en Londres

Los erasmus podrían tener problemas si el Reino Unido interrumpe sus contribuciones a la hucha de la UE en el 2019

Noventa notas preparativas, tres comunicaciones y diecinueve propuestas legislativas después, la UE da por terminado el plan de choque para un brexit duro. Lo anunció ayer la Comisión Europea, en vista de que el divorcio se precipita hacia una ruptura traumática y caótica. Estas son las principales recomendaciones y advertencias de última hora que ha lanzado a sus ciudadanos. 

Estudiantes Erasmus

En el limbo legal. Los jóvenes que tienen pensado iniciar un intercambio universitario en el Reino Unido después del 12 de abril deberán tener en cuenta el limbo legal en el que se pueden ver envueltos si se produce un brexit duro. La Unión Europea tendrá que dejar de financiar el programa en el país si Londres decide interrumpir sus contribuciones al presupuesto de la UE del 2019, último año del actual marco presupuestario europeo. Ningún intercambio deberá prolongarse más allá del 31 de diciembre del 2019 porque el marco de colaboración desaparecerá. «Deberían verificarlo directamente con la universidad», sugiere Bruselas. Otros programas para investigadores, como el Marie-Curie, podrían verse en la misma tesitura. 

Seguir leyendo

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

May desiste de una tercera votación sobre el «brexit» ante la falta de apoyos