Iceta admite que sus palabras sobre el independentismo fueron «elucubraciones»

El líder del PSC defiende una reforma constitucional y ve complicado pactar con Ciudadanos, que asegura que «está mutando» hacia la centroderecha

El líder del PSC, Miquel Iceta
El líder del PSC, Miquel Iceta

El líder del PSC, Miquel Iceta, ha defendido que el escenario «óptimo» para asegurar la gobernabilidad en España tras las elecciones del 28 de abril pasa por una mayoría amplia del PSOE que permita investir a Pedro Sánchez sin depender del independentismo, que «es incapaz de proporcionar estabilidad».

«Los independentistas no pueden, en estos momentos, dar garantía de estabilidad a ningún Gobierno. Todo es opinable, pero hay hechos, y lo que se ha visto en esta legislatura es que el independentismo es incapaz de proporcionar estabilidad», ha apuntado durante una entrevista en Onda Cero recogida por Efe.

Además, Iceta ha admitido este lunes que sus palabras sobre encontrar un mecanismo democrático si el independentismo alcanzaba el 65 por ciento en Cataluña fueron «elucubraciones» que pueden perjudicar a la campaña del PSOE de cara al 28 de abril. Con todo, ha defendido que apuesta por una reforma constitucional para afianzar cuestiones territoriales. El líder del PSC ha afirmado que le resulta «sorprendente» las críticas hacía él como si fuera un «peligroso independentista», y ha alegado que el PSC nunca ha sido equidistante con el separatismo catalán. «Nos hemos opuesto a la independencia en el terreno», ha recalcado en declaraciones recogidas por Europa Press, recordando que Ciudadanos no tiene ningún alcalde en Cataluña, el PP cuenta con uno y el PSC tiene 124.

«Una parte no puede decidir sobre el todo», ha insistido Iceta, argumentando que la Constitución tiene mecanismos para reformarse. «Quizá si algún título de la Constitución requeriría una revisión sería el Octavo, el de las autonomías, porque se aprobó la puesta en marcha pero no se configura su final. Los padres de la Constitución hicieron bien en hacer un sistema abierto, pero con la experiencia de 40 años tenemos elementos que nos permitirían afinar más», ha explicado.

En este sentido, ha indicado que la Constitución tendría que ser más clara sobre los asuntos competenciales, la financiación o el papel del Senado como cámara territorial.

Al ser preguntado por si avalaría una investidura con los votos de la llamada «mayoría de la moción de censura», que incluye a Podemos, los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes, Iceta ha abogado por una mayoría «muy amplia» del PSOE que le permita a Sánchez «gobernar sin hipotecas».

En este sentido, también ha diluido la posibilidad de un pacto postelectoral con C's, «tal y como está ahora» la formación que lidera Albert Rivera, aunque ha recordado que en el pasado sí que fue posible llegar a acuerdos. «Es verdad que C's está mutando: de un partido que pretendía estar casi en el centroizquierda a ser un partido de centroderecha; de un partido que quería ser bisagra, ahora es el mayor adalid del acuerdo de las tres derechas; de un partido que hablaba de una reforma federal de la Constitución, al 155 permanente. Por tanto, a mí se me hace muy difícil pensar en un acuerdo con C's», ha expuesto.

Con todo, el líder del PSC ha incidido en que los socialistas se esforzarán durante la campaña en «explicar un proyecto para España, en el que Cataluña se pueda sentir cómoda», y en el que el conflicto territorial se encauce a través del diálogo dentro de la ley.

Batet acusa a otros partidos de «alimentar» la polémica

La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, ha recalcado este lunes el apoyo del partido al líder del PSC, Miquel Iceta, tras sus declaraciones sobre el independentismo catalán y ha acusado a otros partidos de «alimentar» la polémica. Así lo ha expresado Batet en declaraciones a los medios después de su intervención en un acto titulado 'La inclusión social en las políticas municipales', organizado por Inserta Empleo, una entidad de la Fundación ONCE y en las que la ministra ha señalado que la polémica con Iceta «está zanjada».

Casado: «Al final, la cabra tira al monte»

El líder del PP, Pablo Casado, no se cree la aclaración del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, asegurando que no habrá referéndum ni independencia en Cataluña. A su entender, fue «muy claro» en sus primeras manifestaciones cuando aseguró que si el 65 % de los catalanes quiere la independencia, la democracia «deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso».

«Lo interpreto como que al final, la cabra tira al monte», ha declarado Casado, al ser preguntado cómo valora la marcha atrás de Iceta, quien este domingo en un acto en Tarragona con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, dijo que no habrá referéndum ni independencia. Eso sí, el dirigente socialista añadió que tampoco habrá una «condena» a Cataluña a no tener instituciones de autogobierno a través del artículo 155.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, al que ha asistido la plana mayor del PP, Casado ha afirmado que Sánchez está «reeditando la estrategia» del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que prometió en su día a Pasqual Maragall aprobar la reforma del Estatut que aprobara el Parlamento catalán.

Eso sí, ha dicho que Sánchez «va a hacer bueno a Zapatero», porque el expresidente socialista se creía sus «errores garrafales», pero en el caso del actual jefe del Ejecutivo actúa de forma «instrumental», dado que solo piensa en con quién puede sumar para permanecer en el Palacio de la Moncloa.

Así, Casado ha afirmado que Iceta «ha sido muy claro» porque está «avalando la estrategia de vender a España a trozos» y a «plazos». Y ha señalado que sus manifestaciones sobre la independencia hace unos días evidencian que eso es «lo mismo que Sánchez estaban negociando en Pedralbes».

Además, el líder del PP ha afirmado que si gobierna aplicará el artículo 155 en Cataluña sin límite de tiempo. A su entender, ese artículo «no puede llevar un plazo», algo que considera «constitucional». De hecho, ha indicado que «nadie» habría dicho nada si en octubre de 2017 Mariano Rajoy en vez de convocar elecciones en diciembre, las hubiera convocado en junio o septiembre del año siguiente.

ERC, a Sánchez: que acepte la autodeterminación y la situación de los políticos presos

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, ha dicho este lunes que su partido se abriría a negociar una futura investidura del candidato del PSOE, Pedro Sánchez, como presidente del Gobierno, pero ha precisado que exigirían que el nuevo gobierno aceptara abordar la autodeterminación y el «fin de la represión» contra los políticos encausados por el 1-O.

Para ERC, reclamar que el Gobierno sea sensible con la autodeterminación y la situación de los líderes independentistas no es poner líneas rojas, sino sentar las bases para encontrar «una solución democrática» a la situación de Cataluña.

Vilalta ha argumentado que aún queda mucho para tratar una investidura y que ahora lo más importante es conseguir que ERC y el independentismo sean fuertes para poder condicionar al próximo Gobierno. «Queremos que el independentismo sea lo máximo de fuerte en estas elecciones para condicionar e influir, y esto significa poder encontrar una solución democrática a la situación que vive el país. No va de líneas rojas ni de cheques en blanco; va de una solución democrática», ha resumido en declaraciones recogidas por Europa Press.

Además ha criticado que Sánchez dijera el domingo en un acto en Tarragona que los catalanes no quieren la independencia, y le ha retado a dirimir con un referéndum si esto es cierto: «Es muy fácil saberlo: pongamos las urnas». Ha afeado a Sánchez que, cuando se le plantea un referéndum de independencia, dé la misma repuesta que C's, PP y Vox: «Que no y que no y que no», ha lamentado.

ERC ha rechazado la propuesta del líder de Podemos, Pablo Iglesias, que un eventual referéndum en Catalunya incluyera más de dos opciones, porque Vilalta ha defendido que cualquier consulta así debe ser de respuesta «binaria, clara y nítida».

ERC también ha criticado al líder del PP, Pablo Casado, por proponer una nueva aplicación del 155, ya que Vilalta considera que lo único que busca esto es fomentar «la catalanofobia» para conseguir réditos electorales en las elecciones del 28 de abril.

Comentarios

Iceta admite que sus palabras sobre el independentismo fueron «elucubraciones»