Un jefe policial dice que los Mossos tenían órdenes de no colaborar el 1-O

El comisario de la brigada de información de Cataluña afirma que los policías fueron «golpeados violentamente» el 20S en la sede de la CUP

;
El 1 de octubre todo estaba perfectamente organizado y estructurado La declaración de un comisario desvela que nada ocurrió por casualidad.

Redacción

El comisario jefe de la brigada de información de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, Juan Manuel Quintela, ha relatado este martes los incidentes que se produjeron el 1 de octubre del 2017 entre policías y manifestantes en los centros de votación y también algunas actuaciones de los Mossos d'Esquadra dirigidas a «obstaculizar» la labor de impedir el referendo. En general, ha dicho, «tenían instrucciones de no colaborar».

Juicio del 1-0 en directo: el informe final de las defensas El Supremo inicia este martes la última semana del juicio del «procés» con los informes finales de las defensas, que tratarán de contrarrestar las tesis de las acusaciones e insistirán en la petición de absolución para los acusados

En concreto, ha contado al tribunal que juzga el proceso independentista en Cataluña que en uno de los colegios, en la escuela Pía de Barcelona, uno de los responsables del operativo de los Mossos destinado allí «trató de impedir la entrada» de los agentes de la Policía Nacional poniendo los brazos en cruz y gritándoles «dejadlos votar».

El jefe policial ha explicado que los policías nacionales tuvieron que utilizar la fuerza en algunas ocasiones por la actitud «hostil» de las personas que se concentraban en los centros para votar, pero ha defendido que «la actuación general» se hizo con «medida y mesura». Fue el caso de la sede de la CUP, donde los agentes fueron «acometidos y golpeados violentamente» hasta el punto de que tuvieron que disparar balas de fogueo para abrirse paso entre los concentrados debido a la «actitud violenta hacia la Policía». Ha relatado que se desplegaron en la sede del partido antisistema porque habían detectado propaganda del referendo y, de hecho, aquel día intervinieron una furgoneta que había salido del local con publicidad del 1-O.

Volviendo a la actitud de los de los Mossos, el mando policial insistió en que fue «pasiva en la mayoría de los casos». «Hubo casos con nosotros y Guardia Civil de obstaculización, pero en la mayoría de casos fue de pasividad. Tenían instrucciones de que se apartaran, de no colaborar. Siento hacer estas declaraciones. En los Mossos hay muchos compañeros que hubiesen querido colaborar, hay muchos profesionales, tengo buena relación con algunos de ellos, pero la verdad es esa», ha afirmado.

Más de 270 seguimientos

Quintela sostiene que el 1-O los Mossos informaron «pormenorizadamente» de los movimientos de los otros cuerpos policiales por orden de sus superiores, hasta el punto de que en Barcelona hubo 271 comunicados sobre su ubicación. Una actuación que, a juicio de Quintela, «no puede ser aislada» dado que las labores de seguimiento y vigilancia se repitieron en las cuatro provincias catalanas desde antes del 1 de octubre del 2017 hasta días posteriores.

En su comparecencia ante el tribunal, el comisario reveló que la Policía Nacional ha entregado al juez que investiga las cargas del 1-O en Barcelona información sobre «cinco agresiones directas» a sus agentes por parte de Roger Español, el votante que perdió la visión de un ojo por el disparo de una pelota de goma en la escuela Ramon Llull de la ciudad.

Puigdemont tira por tierra la estrategia de los presos del «procés» al sostener que la declaración de independencia fue válida

La Voz

En una entrevista en el diario argentino Clarín afirma que la proclamación puede ser «ilegal, pero no es delito»

Carles Puigdemont sigue poniendo piedras a sus compañeros en el desafío secesionista desde su cómodo exilio belga. El expresidente de la Generalitat, en una entrevista en el diario argentino Clarín, afirma que la declaración de independencia del 27 de octubre (DUI) «fue válida, hecha por un Parlamento legítimo, democráticamente escogido, que además no ha sido rectificada por otro Parlamento». Esta afirmación tira por tierra uno de los principales argumentos esgrimidos por las defensas de los principales procesados en el juicio que se desarrolla en el Tribunal Supremo: que la declaración del 27 de octubre fue una mera resolución política sin efectos jurídicos.

Seguir leyendo

Comentarios

Un jefe policial dice que los Mossos tenían órdenes de no colaborar el 1-O