La marcha de Buteflika no acalla a los argelinos

Los manifestantes exigen la caída del régimen para dar paso a un regeneración democrática

Manifestantes exigen el fin de la vieja guardia del régimen
Manifestantes exigen el fin de la vieja guardia del régimen

Redacción

La renuncia del presidente, Abdelaziz Buteflika no es suficiente para los argelinos. Quieren el fin del régimen para dar paso a una regeneración democrática. En la séptima semana de protestas, miles de personas se concentraron como cada viernes en Argel y en otras ciudades para exigir la caída de la cúpula del poder que durante los últimos veinte años ha estado con el expresidente y que ahora pretende dirigir la transición. Así se vieron muñecos ahorcados con las caras del empresario Alí Haddad, el ex primer ministro Ahmed Ouyahia y Said Buteflika, hermano del expresidente. O pancartas contra el actual primer ministro, Nuredin Bedoui; el presidente del Senado (y teórico presidente en funciones), Abdelkader Bensala, y el presidente del Consejo Constitucional, Tayeb Belaiz.

Uno de los líderes de las protestas, Mustafá Buchachi, subrayó a la BBC que la dimisión de Buteflika «era el principio del cambio» y destacó que sigue aquí «la gente que es símbolo de la corrupción y falsificación electoral de la voz de los argelinos».

«Todavía no hemos logrado nuestro objetivo», proclamaba el manifestante Bashir Jaluli, de 39 años, a Reuters. «Nuestra demanda es clara y no se limita a una sola persona. Abarca todo el régimen que ha controlado el país durante más de 20 años», añadió.

El Ejército ha subrayado su «total adhesión» a las «legítimas reivindicaciones de la población» en un editorial publicado ayer en el semanario El Yaich. Además asegura que la solución propuesta por el jefe del Ejército, Gaïd Salah, ha sido «recibida de manera favorable» por la población y critica a «ciertas partes» que «intentan dañar la credibilidad y la imagen de la institución militar». Uno de los últimos decretos que firmó Buteflika, horas antes de dimitir el pasado martes fue el cese del jefe de los servicios secretos, el general Othman Tartag, informó el viernes la prensa local.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La marcha de Buteflika no acalla a los argelinos