Trump amenaza con sancionar a México y negar la entrada a solicitantes de asilo

Un «bebé Trump» sobrevuela la frontera muy cerca del presidente, que visitó una zona con un 85 % de población hispana


Redacción / Efe

El presidente de EE.UU., Donald Trump, amenazó hoy con sancionar a México debido al narcotráfico y arremetió contra el sistema de asilo en su país, hasta el punto de pedir a sus agentes migratorios que nieguen la entrada a los indocumentados que solicitan refugio en la frontera.

En una visita a la zona limítrofe de California, Trump solicitó cerrar la puerta a los cientos de inmigrantes, muchos de ellos centroamericanos, que cada día llegan a la frontera y dicen tener miedo de ser perseguidos en sus países, con la esperanza de obtener asilo en EE.UU. «El sistema está lleno, no podemos aceptarles ya, ya sea por asilo o lo que sea que quieren (los indocumentados). Lo siento, pero (que) den la vuelta», afirmó Trump durante un acto con agentes de la Patrulla Fronteriza y otras autoridades en El Centro (California).

«Ustedes no pueden aceptarles. Que vuelvan a México, y México les devolverá a su país», aconsejó Trump a los agentes. El presidente parecía hacer alusión a un programa que su Gobierno comenzó a implementar este año, titulado «Protocolo de Protección de Migrantes», por el que las autoridades fronterizas han exigido a muchos inmigrantes centroamericanos que esperen en México a que se tramite su petición de asilo en EE.UU.

Pero la interpretación de Trump parece incluir la noción de que México podría deportar a sus países de origen a los indocumentados que esperan en su territorio la decisión de los tribunales migratorios de EE.UU., una idea que iría en contra de las leyes internacionales sobre asilo.

Antes de despegar rumbo a la frontera, Trump instó al Congreso a eliminar por completo el sistema de asilo en Estados Unidos y a deshacerse de la figura de los jueces de inmigración, que resuelven los casos de aquellos indocumentados que piden refugio. «El Congreso tiene que (...) deshacerse de todo el sistema de asilo, porque no funciona. Y francamente, también deberíamos deshacernos de los jueces», afirmó Trump.

El mandatario alegó que el proceso es «una farsa» porque algunos miembros de bandas criminales lo aprovechan para solicitar asilo y denuncian que «tienen miedo, cuando son ellos los que causan miedo».

Trump también amplió sus amenazas a México, al asegurar en un tuit que está «pensando en imponer una penalización económica por los 500.000 millones de dólares en DROGAS ilegales que se envían y se trafican en México y a lo ancho de nuestra Frontera Sur».

Esa advertencia llegó el día siguiente de que Trump diera marcha atrás a sus amagos de cerrar la frontera con México esta misma semana, después que líderes empresariales y de su partido alertaran del grave daño económico que causaría esa medida. En cambio, Trump señaló que daría un año a México para controlar las drogas y la inmigración, pero luego se desdijo y hoy afirmó que la idea de que hubiera hablado de ese periodo es una «noticia falsa», a pesar de que él mismo lo anunció ante las cámaras.

Ahora, el presidente prefiere no hablar de plazos y ha amenazado directamente con imponer aranceles del 25 % a los automóviles procedentes de México en caso de que el país vecino deje de detener a los indocumentados que llegan a su frontera con Guatemala. «Si por algún motivo México deja de detener y devolver a los ilegales a allá de donde vinieron, Estados Unidos se verá forzado a imponer aranceles del 25 % a los automóviles», tuiteó Trump.

Aunque no hay indicios de que el Gobierno mexicano haya cambiado su política migratoria en la última semana, Trump dio las gracias a México por ese supuesto endurecimiento de sus medidas contra los indocumentados, que atribuyó a su amenaza de cerrar la frontera.

En su visita al linde, Trump inspeccionó un tramo de vallado renovado el año pasado en Calexico (California) y auguró que, «en menos de dos años», su Ejecutivo habrá construido «más de 400 millas» (644 kilómetros) de muro.

El teniente general del cuerpo de ingenieros del Ejército, Todd Semonite, precisó que la cifra sería de «unas 450 millas (724 kilómetros) para diciembre de 2020», lo que permitiría cubrir una cuarta parte de la frontera entre Estados Unidos y México.

Para ello habría que sumar, a las 82 millas de vallado completadas hasta ahora, otras 97 que esperan construirse este año, y 277 más que se erigirán si Trump consigue desembolsar los fondos activados por su declaración de una emergencia nacional en la frontera, explicó Semonite.

Un «bebé Trump» sobrevuela la frontera

Un globo que presenta como bebé al presidente de EE.UU. sobrevoló a unos pasos de la barda que divide Calexico (California) y México, a escasos kilómetros de donde el mandatario ofreció su discurso. En esta ciudad, con un 85 % hispano de su población, la visita de Trump generó gran expectación entre simpatizantes y detractores, y es porque muchos de los residentes no recuerdan la última vez que un presidente del país estuvo en esta comunidad. «Posiblemente desde Reagan», trata de adivinar una manifestante.

El peculiar globo expresaba el malestar de muchos lugareños que habitualmente cruzan la frontera y no perdonan la intención del mandatario de cerrar este paso, algo que, reiteró hoy Trump, lo hará de ser necesario.

Maritza Hurtado, exalcaldesa de Calexico, indicó que fue precisamente dicha amenaza lo que les motivó a manifestarse. «Necesitamos que nos escuche. Ya fue suficiente», expresó. El eventual cierre mantiene en vilo a esta ciudad, cuya economía depende en gran parte del comercio y turismo que llega desde el vecino país. Por ello, muchos salieron a las calles.

«Cuando escuché la amenaza de cerrar esta frontera supe que teníamos que luchar», agregó Hurtado ante decenas de manifestantes reunidos en el estacionamiento de un centro comercial, a pocos pasos de la barda fronteriza que horas más tarde fue recorrida por el presidente.

Trump ya ha reculado y dio un año al gobierno de México para frenar el tráfico de drogas que llega a la frontera, o de lo contrario, amenazó, impondrá aranceles. «No tiene sentido cerrar una frontera, por el flujo de dinero más que nada. El impacto económico sería demasiado grande», comentó Alicia Smith, residente de El Centro, California, donde estuvo Trump este viernes. «Lo que son las ciudades de Calexico y Mexicali (México) no viven una sin la otra», consideró Smith.

La presencia del «bebé Trump» atrajo a decenas de curiosos que no dejaron pasar la oportunidad de tomarse una foto de recuerdo. William Johnson, activista de la organización Backbone San Diego, responsable de llevar el ya conocido «inflable» de grandes dimensiones, señaló que se trata de una respuesta al comportamiento del mandatario. «(El presidente) es un niño en lo que respecta a sus políticas», dijo a Efe Johnson refiriéndose a la insistencia de Trump en cerrar la frontera con México, postura que calificó como «un berrinche». «Este bebé debería seguirlo a donde quiera que vaya para recordarle que debe dejar de comportarse como un niño», agregó el activista.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

Trump amenaza con sancionar a México y negar la entrada a solicitantes de asilo