El PSOE duplica en escaños al PP y Sánchez podría ser investido sin apoyo de los independentistas

El CIS augura una debacle a los populares que con Ciudadanos y Vox quedarían muy lejos de la mayoría absoluta


El PSOE ganaría cómodamente las elecciones generales doblando en diputados al PP, que sufre un descalabro, y Pedro Sánchez está cada vez más cerca de poder ser investido presidente del Gobierno sin necesitar el apoyo de los partidos independentistas, según el CIS. Los socialistas podrían obtener incluso más escaños que la suma de populares con Ciudadanos juntos. 

La macroencuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas ofrece unas horquillas demasiado amplias en la asignación de diputados como para establecer definitivamente ese escenario, pero constata que, a pesar de descender ligeramente en la estimación de voto respecto al último barómetro del CIS, el PSOE conseguirían entre 123 y 138 escaños, con un 30,2 % de los sufragios, frente al 33,3 % que se le asignaba en febrero. Esa ligera pérdida se compensa para la izquierda con una subida de Unidas Podemos, que obtendría entre 28 y 34 escaños, a los que habría que sumar los 5-7 de en Comú Podem, y los entre uno y dos que el estudio adjudica a Compromís.

Con esos datos, en el mejor de los escenarios los socialistas podrían llegar a la mayoría absoluta con Unidas Podemos, su confluencia catalana y los valencianos de Compromís alanzando 181 escaños, sin necesidad de obtener siquiera el apoyo del PNV. La suma del PP (66-76), Ciudadanos (42-51) y Vox (29-37) se quedaría, en el escenario más propicio para la derecha, en 164 escaños, que sumando también los dos que el CIS atribuye a la confluencia de UPN, PP y Ciudadanos en Navarra llegarían a los 166, lejos de la mayoría absoluta cifrada en 176 diputados.

El macroestudio del CIS, para el que se han realizado 16.800 entrevistas, quintuplica la muestra de otros sondeos recientes elaborados por institutos demoscópicos privados, por lo que constituye un punto de referencia fundamental en el inicio de la campaña electoral que comienza en la madrugada del viernes.

En la batalla catalana ERC consigue entre 17 y 18 escaños, muy por delante de la lista de Puigdemont. Junts per Cat baja hasta los 4 o 5 diputados, puede no tener grupo parlamentario. El PNV, tradicional árbitro de mayorías en el Congreso, obtendría 6 parlamentarios. 

La polémica que rodea al CIS

El CIS lanza su estudio preelectoral envuelto en una controversia casi permanente desde que José Félix Tezanos asumió la presidencia tras la llegada de Pedro Sánchez al palacio de la Moncloa. El dirigente socialista cambió la periodicidad y los métodos de los barómetros. Las encuestas se convirtieron en mensuales. Dejaron de ofrecer estimación de voto (datos cocinados para corregir errores y sesgos) y se limitaron a recoger la intención de voto (agregando las respuestas directas de los encuestados), lo que generó suspicacias entre otros expertos demoscópicos. Y colocaron al PSOE en la posición de líder, muy por delante de sus rivales. 

El barómetro de febrero del CIS pintaba el siguiente panorama: Victoria aplastante del PSOE, recuperación del PP que le aupaba al segundo puesto y declive de Ciudadanos, Podemos y hasta de Vox. Todas las encuestas señalan una victoria del PSOE y una fuerte caída de Podemos. También dibujan un escenario complicado para formar mayorías. A partir de ahí, empiezan las divergencias.

Estudios como el de Sondaxe del 24 de marzo colocan a Vox como tercera fuerza, por delante de Ciudadanos y por detrás de un PP que perdería casi 60 escaños. Otros sondeos más recientes apuntan a un demarraje de los socialistas (al borde de las 140 actas), a la recuperación del partido de Casado como líder indiscutible del frente de derechas y a un posible pinchazo de Vox en lo que parecía un ascenso vertiginoso. 

Lo que dicen otras encuestas

Las encuestas de intención de voto continúan ofreciendo un panorama sin mayorías para el 28 de abril. El PSOE mantiene su ascenso en los sondeos, en los que aparece como la formación vencedora ante un Partido Popular incapaz de alcanzar el centenar de diputados. El problema para Pedro Sánchez está en la estimación de representantes para Unidas Podemos. El regreso de Pablo Iglesias de su baja de paternidad no ha surtido el efecto esperado y su partido sigue hundiéndose en los sondeos. La suma de ambos en un bloque de izquierdas es insuficiente para optar a la mayoría absoluta en el Congreso.

Entre los cinco sondeos publicados este fin de semana en periódicos nacionales, PSOE y Unidas Podemos se quedan a menos de diez diputados de los 175 congresistas en dos de ellos. Sánchez precisaría así del apoyo de los partidos independentistas catalanes para mantenerse en la Moncloa.

Comentarios

El PSOE duplica en escaños al PP y Sánchez podría ser investido sin apoyo de los independentistas