España crecerá este año por encima de la media europea

El informe del FMI rebaja la previsión de crecimiento global y descarta una recesión a corto plazo


washington / e. la voz

La economía global frena su crecimiento, aunque evita por el momento el riesgo de recesión, y las perspectivas para España son de cierta estabilidad. Es lo que se deriva del informe de primavera presentado ayer en Washington por el Fondo Monetario Internacional en su reunión conjunta con el Banco Mundial. Con Europa afectada por la incertidumbre de la resolución del brexit, la economía española crecerá durante el 2019 un 2,1 %, una décima menos de lo que apuntaba el FMI en su anterior pronóstico, pero ocho por encima del ritmo al que lo hará el PIB de la zona euro. Para el 2020, el organismo que pilota Christine Lagarde sigue vaticinando un avance del 1,9 %, con una suave reducción de la tasa de paro, que se situaría alrededor del 14 %.

Respecto a su informe de octubre del 2018, el Fondo reduce dos décimas las expectativas de crecimiento global para el 2019, que se calcula ahora en un 3,3 %, con perspectivas de recuperar en el 2020 el ritmo de avance del año pasado, que quedó en un 3,6 %. Según la economista jefa del FMI, Gita Gopinath, «este es un momento delicado para la economía mundial». Su advertencia durante la rueda de prensa de presentación del informe está vinculada a la posibilidad de que se materialicen «algunos de los riesgos más importantes» de los que advierte el estudio, lo que podría causar el «descarrilamiento de la recuperación prevista». Entre esas amenazas, la guerra comercial entre Estados Unidos y China y el brexit. En este último caso, Gopinath destacó que la incertidumbre «ha hundido las inversiones en el Reino Unido» y calculó una caída del 6 % del PIB británico y de medio punto para la zona euro en caso de falta de acuerdo.

La proyección para las economías avanzadas es de un descenso de cuatro décimas del producto interior bruto respecto al 2018. Es decir, se espera que avancen a un ritmo del 1,8 % en el 2019 y del 1,7 % en el 2020, dos y tres décimas respectivamente por debajo de la anterior previsión. El freno es especialmente acusado en la zona euro, donde la estimación para el 2019 es de un 1,3 %, cinco décimas por debajo del 2018 (seis menos que en el anterior informe del FMI), y del 1,5% para el 2020. Entre las causas de la ralentización, el informe señala a Alemania, Italia y Francia, con factores como el bajo consumo doméstico germano, la elevada deuda pública italiana o el «impacto negativo de las protestas callejeras» en Francia.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

España crecerá este año por encima de la media europea