La madre de todas las glaciaciones

La Tierra quedó congelada durante 100.000 años


redacción / la voz

Hace un millón de años el clima del planeta se alteró de forma brusca en un episodio del que, por su inusual intensidad, no existían precedentes. Fue la madre de todas las glaciaciones. La Tierra quedó congelada durante 100.000 años, aunque las consecuencias de este fenómeno se mantuvieron durante mucho más tiempo. La alternancia de períodos cálidos con otros fríos, que hasta entonces mantenían un ciclo regular de unos 40.000 años, pasó a ser de 100.000 años y los inviernos fueron más extremos.

Este suceso es conocido desde hace décadas, pero lo que no se sabe es por qué ocurrió realmente. ¿Por qué el clima se transformó de una forma tan radical? Un estudio publicado en Nature Geoscience, en el que han participado los investigadores de la Universidad de Barcelona Leopoldo Pena García y María Jaume-Segui, plantea ahora una hipótesis plausible. El responsable de esta profunda alteración, que desencadenó glaciaciones extremas, pudo haber sido un cambio en la intensidad de la circulación oceánica global, en la que se produjo una ralentización de esta gran cinta transportadora de calor en los océanos y con una influencia directa en el clima del planeta. Este proceso potenció la captura y el almacenamiento en las profundidades marinas del dióxido de carbono de la atmósfera. El Atlántico abisal llegó a almacenar unos 50.000 millones de toneladas de carbono adicionales, en comparación con los ciclos glaciares, menos intensos, que existieron con anterioridad.

«El CO2 en la atmósfera disminuyó drásticamente», explica el oceanógrafo de Vigo Leopoldo Pena, que ahora trabaja en la Universidad de Barcelona, quien precisa que «la respuesta al 100 % todavía no se sabe».

Pero la pregunta ahora es otra. En una época en que el ritmo de emisiones de efecto invernadero a la atmósfera, a causa de la actividad humana, no tiene parangón en la historia, ¿podría ocurrir algo parecido? Pena introduce primero un matiz: «Lo que ocurrió en el pasado -dice? no fue algo inmediato, sino que se produjo durante siglos o incluso milenios». Luego aporta una variable. «Los humanos estamos haciendo un experimento a escala planetaria, que no tiene precedentes y con unas consecuencias impredecibles», apunta. Hechas las puntualizaciones, el científico vigués no cree que la Tierra vaya a entrar en una nueva y profunda glaciación. «El agua del mar -explica- está cada vez más caliente, con lo que el CO2 se disuelve menos y se quedará en la atmósfera». Esta hipótesis apunta a que habrá mucho más calor aún. Pero en el sistema climático todavía domina la incertidumbre.

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Tags
Comentarios

La madre de todas las glaciaciones