Compañeros del menor que se suicidó dicen a la policía que el detenido «era un matón y los profesores miraban a otro lado»

Los estudiantes fueron citados como testigos dentro de la investigación policial para determinar si la muerte está relacionada con el acoso escolar de otro joven de 17 años


Redacción

Agentes del Grupo de Menores de la Jefatura de la Policía Nacional en Madrid ha tomado declaración a lo largo de varios días a varios compañeros del alumno del colegio Ciudad de Jaén de Usera que se suicidó el 1 de abril, han informado a Europa Press fuentes policiales.

Estos menores fueron citados como testigos dentro de la investigación policial para determinar si hubo acoso escolar, tras la detención el día 3 de un joven de 17 años, como presunto autor de amenazas, insultos, agresiones y robos hacia el fallecido. Poco después fue puesto en libertad a la espera de lo que dicte el Juzgado de Menores.

Los testigos habrían indicado a los agentes que ellos también fueron coaccionados y amenazados por la misma persona. «Era un matón, insultaba, pegaba y robaba a todos nosotros y los profesores lo sabían pero miraban a otro lado», indicaron, según recoge Europa Press. El adolescente arrestado tenía tatuado el símbolo de la banda latina de Los Netas, según detallado hoy el diario El Mundo, que había publicado una dramática carta dejada por el fallecido en la que relataba que sufría acoso, que sentía que vivía un infierno y que por eso no quería seguir viviendo.

Sin embargo, las conclusiones de la información reservada de la Inspección Educativa exponen que no existen evidencias o situaciones concluyentes que se haya producido una situación de acoso escolar por otro estudiante y que ello pudiera influir de forma «determinante» en el suicidio reciente de un alumno del instituto Ciudad de Jaén, según informaron ayer fuente de la Consejería de Educación.

Comunicado del AMPA

La Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Instituto Ciudad de Jaén de Madrid, donde estudiaba el menor que se suicidó el pasado 1 de abril, ha pedido evitar el «morbo» tras lo que consideran informaciones «inciertas e irrespetuosas» que están «dañando la imagen del centro», informa Efe.

En un comunicado, el AMPA del instituto ha transmitido sus «condolencias» y su «cariño y apoyo» tanto a la familia del alumno fallecido como a «toda la comunidad educativa del centro». «La información oficial que tenemos es que se trata de un suceso complejo que está siendo objeto de investigación judicial», ha añadido.

La publicación de una carta de despedida del menor de 16 años podría «matizar» las conclusiones iniciales de la Inspección Educativa, que determinó que las causas del suicidio no estuvieron motivadas por un presunto caso de acoso escolar, según señaló este jueves el consejero de Educación, Rafael van Grieken. En esta carta, publicada en el diario El Mundo, el menor llegaba a escribir que «tenía que aguantar seis horas con miedo» en el instituto.

El AMPA ha denunciado que hay imágenes y noticias en algunos medios que «además de inciertas e irrespetuosas, están causando un dolor añadido a toda la comunidad educativa y dañando la imagen del centro y de unos barrios especialmente castigados con noticias alarmistas».

«Pedimos respeto y apoyo en estos momentos difíciles, que se reflexione y, en vez de buscar el morbo, se analicen las causas por las que estos hechos se producen y se actúe en consecuencia», ha reclamado.

La asociación ha reconocido que el instituto presenta «cierta complejidad por la diversidad del alumnado» (alumnos con necesidades especiales, centro de referencia para alumnos con deficiencias motoras y centro considerado de difícil desempeño) y «la vulnerabilidad del barrio al que pertenece».

Pese a ello, ha resaltado que el centro «cuenta con profesionales excelentes que se esfuerzan y preocupan por nuestros hijos, un alumnado dispuesto a aprender con ilusión y unas familias que apuestan por una educación de calidad». 

¿Cómo detectar un caso de acoso escolar?

UXÍA RODRÍGUEZ

El menor de 16 años que se suicidó en Madrid dejó una nota en la que narraba el acoso al que estaba siendo sometido por parte de un compañero de instituto

«Le diría que pase lo que pase a su alrededor no hay nada malo en él», es el mensaje que Iria Calleja, psicóloga de la Fundación Indaga, quiere lanzar a cualquier menor víctima de acoso escolar. Una lacra que tiene muchas consecuencias y que puede llegar hasta la peor de ellas: el suicidio. 

El caso del joven de 16 años que se quitó la vida esta semana en Madrid ha vuelto a poner sobre la mesa un tema con el que día a día conviven niños y adolescentes, padres y profesores. La última víctima del acoso escolar decidió suicidarse pero, antes, dejó una nota en su teléfono móvil en la que narraba su desamor en Galicia (hacía muy poco tiempo que se había mudado a la capital con su familia) y las amenazas que sufría por parte de un compañero del instituto madrileño Ciudad de Jaén.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Compañeros del menor que se suicidó dicen a la policía que el detenido «era un matón y los profesores miraban a otro lado»