El socialdemócrata Antti Rinne: de «gánster sindical» a primer ministro de Finlandia

Su partido no excluye como socio de gobierno a la ultradrecha, a la que ganó por solo 6.813 votos

Antti Rinne, lider de los socialdemocratas finlandeses
Antti Rinne, lider de los socialdemocratas finlandeses

Redacción / Efe

Tras una prolongada carrera como líder obrero, en la que llegó a ser tildado de «gánster sindical», el presidente del opositor Partido Socialdemócrata (SDP), Antti Rinne, está llamado a ser el próximo primer ministro de Finlandia tras su agónica victoria en las elecciones del domingo. Ganó por solo 6.813 votos a la formación de ultraderecha los Verdaderos Finlandeses. Con lo que consigue 40 de los 200 escaños del Eduskunta (Parlamento), uno más que su inmediato seguidor.

El SDP busca posibles socios (necesita un mínimo de cuatro) para formar un Gobierno de coalición, sin excluir de momento a Verdaderos Finlandeses, dado que en Finlandia los partidos no se plantean recurrir a un «cordón sanitario» para aislar a la ultraderecha, a diferencia de otros países nórdicos como Suecia.

Pese a su limitada experiencia en la política nacional, en el que apenas lleva un lustro, Rinne ha logrado ser el primer socialdemócrata que gana unas legislativas en el país nórdico desde hace veinte años. No destaca especialmente por su carisma, aunque eso es algo a lo que están acostumbrados los votantes finlandeses, para quienes las propuestas y los programas electorales son más importantes que el magnetismo de los líderes.

En su caso, el mensaje de campaña era claro: el anterior Ejecutivo de centroderecha socavó durante cuatro años los cimientos del Estado de bienestar con sus políticas de austeridad y ahora lo que Finlandia necesita es aumentar la inversión en educación y en la protección social de los ciudadanos más desfavorecidos.

Es posible que su éxito se deba más a errores ajenos que a sus propios logros, pero lo cierto es que ahora tiene la oportunidad de demostrar que ?como él mismo sostiene? se puede mantener un elevado nivel de bienestar sin hipotecar el futuro del país.

Nacido en Helsinki en 1962, de padres abogados, Rinne fue un estudiante brillante que cursó toda la carrera de Derecho en el transcurso de un año y medio. Interesado en Derecho laboral, dedicó casi toda su carrera profesional a dirigir varias organizaciones sindicales, entre ellas Pro, el mayor sindicato del sector privado de Finlandia.

Durante esta etapa mantuvo una actitud muy combativa en la defensa de los derechos de los trabajadores, convocando huelgas que en ocasiones rayaron en la ilegalidad, lo que le valió el apodo de «gánster sindical» entre los representantes de las organizaciones patronales. Su firmeza a la hora de negociar los convenios colectivos le convirtió en el líder obrero más célebre del país y el más temido por la patronal.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

El socialdemócrata Antti Rinne: de «gánster sindical» a primer ministro de Finlandia