Los herederos de Convergencia marcan la agenda económica a Sánchez si quiere su apoyo

JxCat recuerda al presidente del Gobierno que «se le votó hace un año gratis total»


Redacción

Las dos facciones del independentismo catalán se baten en la arena política electoral para incidir en la investidura de Pedro Sánchez si, tal y como trazan las encuestas, el PSOE se alza finalmente con la mayor parte de los escaños en la próxima convocatoria del 28A. Mientras ERC  distancia su discurso político de JxCat, la formación que lidera Carles Puigdemont desde Bruselas, pone condiciones. No solo políticas, también económicas.

Ramon Tremosa, el candidato a las generales por la candidatura de los herederos convergentes,ha explicado este lunes que pondrán condiciones económicas al presidente del Gobierno y candidato del PSOE, Pedro Sánchez, si tienen la capacidad de condicionar la investidura. «A Pedro Sánchez se le votó hace un año gratis total, pero ha cambiado muy pocas cosas. Y no hablo solo de encarcelados, procesados, confinados y embargados. Hablo también de temas como el Cuarto Cinturón y la morosidad empresarial», ha especificado. A su juicio, cada voto a los socialistas significa retrasar el Cuarto Cinturón: «A este paso se acabará después de la Sagrada Familia».

Sobre si propondrán de nuevo la celebración de un referéndum o una reforma de la financiación autonómica, Tremosa aludió a la necesidad de que se produzca una movilización de los votantes para conseguir que JxCat tenga un grupo parlamentario fuerte con capacidad para negociar. El Estado es el que debe abrir juego, pero deja claro que si en estas elecciones «solo 200.000 catalanes votan independencia, se ha acabado el proceso».

Que vuelvan las empresas

En la misma línea se pronunció la consejera de Empresa, Àngels Chacón. Abogó porque haya un Gobierno que sirva a la economía productiva de Cataluña, que combata la morosidad y que exija el cumplimiento de los contratos firmados «para no sufrir una crisis durísima si hay una recesión económica como la de 2008 y se cierran pymes solventes por no poder cobrar las facturas».

Chacón ha pedido acabar con el «relato catastrofista» que busca perjudicar a una economía catalana muy diversificada, potente en nuevas tecnológicas y que está al frente de acontecimientos de referencia como el Mobile World Congress.

Pese a recalcar la importancia de la pequeña y mediana empresa en Cataluña, ha invitado a las grandes compañías que se fueron por la situación derivada del 1-O a volver «siempre que quieran». «Si estas empresas quieren venir están más que invitadas», ha subrayado Chacón, que ha criticado la falta de inversiones ejecutadas en Cataluña que afectan infraestructuras como el Corredor del Mediterráneo, ha apuntado.

Comentarios

Los herederos de Convergencia marcan la agenda económica a Sánchez si quiere su apoyo