Álvarez de Toledo: «¿Por qué se aceptan ruedas de prensa de Junqueras o Sànchez y no de cualquier preso por violación?»

I. G. REDACCIÓN

ACTUALIDAD

EFE | Quique Garcia

La candidata popular en Cataluña cree que es un «escándalo» que presos independentistas hagan declaraciones públicas y su comparación desata un torbellino en las redes

19 abr 2019 . Actualizado a las 18:53 h.

La cabeza de lista del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha calificado este viernes de «escándalo» la decisión de la Junta Electoral Central de autorizar la celebración de ruedas de prensa de los candidatos presos de JxCat y ERC desde la cárcel madrileñas de Soto del Real.

«Se trata a los presos nacionalistas, golpistas, como si en el fondo fueran presos de primera categoría, como si no fueran lo que son, procesados por gravísimos delitos contra la democracia. ¿Por qué se aceptan ruedas de prensa para los señores Sànchez y Junqueras y no para cualquier preso por corrupción, violación o lo que sea?», se ha preguntado en unas declaraciones recogidas por la agencia EFE. 

El cabeza de lista de JxCat en las elecciones generales del 28A, Jordi Sánchez, protagonizó ayer la rueda de prensa del ciclo electoral que organiza la Agencia Efe en Barcelona en cumplimiento de una resolución de la Junta Electoral Central, que autorizó al candidato a participar en ella desde prisión y por vía telemática.

La JEC también ha autorizado al número uno de Esquerra al Congreso, Oriol Junqueras, a participar en una rueda de prensa organizada por la ACN.

«Respecto a la decisión de la JEC de que estas ruedas de prensa se celebren, me parecen un auténtico escándalo», ha afirmado Álvarez de Toledo.

Para la candidata del PP, «una cosa es no ser una democracia militante y otra cosa es ser una democracia estúpida».

Y ha añadido: «¿Es que los presos que están por delito de índole política, es decir, rebelión, sedición, malversación son de mejor naturaleza que los presos por corrupción, por ejemplo?».

«No me parece tolerable que se celebren ruedas de prensa desde la cárcel», ha insistido.

Posteriormente, desde Twitter, ha ahondado en su argumento: «¿Ahora todos los presos darán ruedas de prensa? Este escándalo es fruto de una falacia: la idea de que la política no puede ser una forma de delincuencia. Sobre todo si es nacionalista»