China estudia endurecer la regulación para los ensayos con genes y embriones humanos

El Estado reacciona ante las prácticas del científico He Jiankui, que anunció en noviembre que había modificado el ADN de dos gemelas para impedir que nacieran con VIH


Redacción

China está considerando endurecer la regulación de las investigaciones pertinentes a los genes o embriones humanos, según un Proyecto de Ley presentado este sábado al máximo órgano legislativo nacional para su revisión. Según ha informado la agencia de noticias estatal china Xinhua y recoge Europa Press, a partir de ahora quienes lleven a cabo investigaciones médicas o científicas relacionadas con genes o embriones humanos deberán cumplir con las leyes, las normas administrativas y los reglamentos pertinentes, destaca el borrador, que agrega que la salud de las personas «no debe ser dañada, ni las normas éticas y morales pueden ser violadas».

De esta forma, China reacciona a las prácticas del científico He Jiankui, quien en noviembre anunció que había modificado genéticamente, y por primera vez en el mundo, el ADN de dos gemelas, en concreto mediante la edición del gen CCR5, para impedir que éstas nacieran con el VIH, del que era portador su padre.

Se trata de la primera vez que China ha elaborado un reglamento para regular estos problemas en la legislación civil. La cláusula fue introducida en el borrador de la sección de derechos de atributo de personalidad del Código Civil para su segunda lectura en el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional (APN), que se encuentra en su sesión bimestral.

En la actualidad, diversos organismos internacionales prohíben la modificación genética de humanos, entre otros puntos porque se desconoce el alcance de esta técnica en el largo plazo para la salud de los mismos, cuáles son sus consecuencias. Las gemelas, de hecho, se encuentran en observación médica desde su nacimiento.

 

«Han abierto la puerta a la eugenesia»

r. romar

Indignación entre los científicos ante la supuesta creación de los primeros bebés modificados genéticamente

Locura, barbaridad, irresponsabilidad, horrible, monstruoso... La comunidad científica internacional agotó ayer el vocabulario de la indignación para expresar su rechazo a la práctica realizada por el investigador chino Jiankui He, que ha traspasado todas las líneas rojas de la ética y la razón: la supuesta creación de los primeros bebés modificados genéticamente mediante la herramienta de edición genética Crispr para hacerlos resistentes al VIH, la viruela y el cólera. Lo hizo silenciando un gen, el CCR5, que forma una proteína que permite que el virus del sida entre en la célula. Su trabajo, sin embargo, no fue una aplicación terapéutica, sino una práctica claramente eugenésica. No utilizó la técnica para curar una enfermedad, sino para generar una nueva especie de individuos con cualidades mejoradas. Esto es lo más grave, pero también lo es el hecho de que se ha empleado un procedimiento sobre el que los científicos aún no tienen ningún control y cuyas consecuencias para los dos niñas, que teóricamente han nacido hace unas semanas, Lulu y Nana, aún están por ver.

Seguir leyendo

Tags
Comentarios

China estudia endurecer la regulación para los ensayos con genes y embriones humanos