Lula podría cambiar la cárcel por su casa en septiembre con reducción de pena a ocho años

La Voz REDACCIÓN

ACTUALIDAD

La rebaja de la condena fue decidida de forma unánime por un tribunal brasileño

24 abr 2019 . Actualizado a las 11:46 h.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, en la cárcel por corrupción desde abril del 2018, podría pasar a un régimen de prisión domiciliaria en septiembre, después de que su pena, en uno de los ocho casos de corrupción que tramitan en la Justicia, fue reducida a ocho años y diez meses.

La disminución de la condena, que en la primera instancia fue de nueve años y luego se amplió a doce en la segunda, fue decidida de forma unánime este martes por los cuatro miembros de la Quinta Sala del Tribunal Superior de Justicia.

Esa corte, que actúa como tercera instancia, analizó una larga serie de apelaciones presentadas por la defensa del expresidente, de 73 años, que incluían pedidos hasta para anular la causa, la primera en la que ha sido condenado y por la que ingresó a la prisión el 7 de abril del año pasado.