Un predicador tamil protagoniza el vídeo de Estado Islámico que reivindica los atentados de Sri Lanka

El número de muertos sube a 359 mientras las autoridades siguen alertando de la posibilidad de más ataques

Captura del vídeo en el que los terroristas reivindican la autoría de los atentados
Captura del vídeo en el que los terroristas reivindican la autoría de los atentados

Redacción / Agencias

Mohamed Zahran, un predicador musulmán tamil que se habría radicalizado hace meses, protagoniza a cara descubierta el vídeo en el que el grupo terrorista Estado Islámico ha reivindicado la autoría de los atentados que costaron la vida a 359 personas en Sri Lanka el Domingo de Resurrección, entre ellos dos gallegos, según el úlitmo balance oficial. La alerta de las autoridades se mantiene elevada ante la amenaza de que «pueda haber más ataques».

El vídeo, difundido el martes por la agencia de noticias Amaq, muestra a ocho hombres vestidos de negro, siete de ellos encapuchados y a Mohamed Zahran a cara descubierta, jurando lealtad al líder del grupo terrorista, Abú Bakr al Baghdadi. «Juramos lealtad y obediencia en todo, sean difíciles o fáciles las circunstancias», aseguran los ocho hombres, antes de encomendarse a Alá. Estado Islámico ha asegurado que los ocho hombres que aparecen en las imágenes son los autores de los atentados en varias iglesias y hoteles de lujo en Colombo y en otras ciudades ceilandesas.

El secretario de Estado de Defensa y ministro portavoz del Gobierno de Sri Lanka, Ruwan Wijewardene, informó este miércoles de que 60 personas han sido detenidas hasta el momento en relación con los ataques, todos ellos ciudadanos de nacionalidad cingalesa, de los que 32 se encuentran bajo custodia policial.

Por su parte, el portavoz de la Policía de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, ha confirmado que hubo un total de nueve atacantes suicidas, de los cuales ya han sido identificados ocho. Además ha subrayado que entre los atacantes identificados se encuentra una mujer y otra persona que estudió en Reino Unido y Australia. La mayoría de los atacantes eran «bien educados» y de «clase media». 

La Policía de Sri Lanka ha elevado este miércoles a 359 el número muertos por los atentados, entre los que se encuentran 39 extranjeros.

Posible cerebro de los ataques

Responsables de la Inteligencia ceilandesa y el primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe, creen que Zahran, un predicador musulmán de lengua tamil, podría ser el cerebro de los ataques. Era muy conocido por sus visiones radicales, según han contado líderes musulmanes y de acuerdo con un informe de la Inteligencia ceilandesa con fecha del 11 de abril, al que ha tenido acceso Reuters.

Líderes de tres importantes grupos musulmanes ceilandeses han explicado que tuvieron varias reuniones con responsables de Inteligencia y de Defensa a lo largo de los últimos tres años para advertir del radicalismo del discurso de Zahran, después de que publicara mensajes de apoyo a Estado Islámico.

Los líderes musulmanes señalaron que Zahran era un personaje con menos de 200 seguidores que empezó a publicar vídeos extremistas en su página de Facebook en el 2016 en los que llamaba a la violencia contra los no musulmanes.

Los vídeos, publicados en Facebook bajo el nombre de Zahran Moulavi, ya han sido retirados. En uno de ellos, facilitado a Reuters por R. Abdul Razziq, secretario general del grupo islámico Ceylon Thowheed Jamath, Zahran amenaza con atacar a civiles con vehículos cargados de explosivos. «Ante la fuerza de un muyahidín, su Ejército, su Policía y su servicio de Inteligencia están condenados a fracasar», señaló Zahran. Reuters no ha podido verificar de manera independiente cuándo o dónde fue grabado el vídeo.

Razziq ha subrayado que alertó a los responsables en materia de lucha antiterrorista sobre Zahran en una llamada telefónica del 2016. «Destruyeron a los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) pero no sé por qué se dejaron a Zahran», ha afirmado, en referencia al grupo separatista tamil que combatió durante 26 años contra las fuerzas gubernamentales y que estaba integrado principalmente por tamiles hindúes.

El grupo de Razziq no tiene conexión con Nacional Thowheed Jamath, el grupo islamista al que el Gobierno ceilandés sitúa como responsable de los atentados del Domingo de Resurrección.

Farhan Faris, adjunto a la dirección de All Ceylon Jamiyyathul Ulama (ACJU), un grupo apéndice de los académicos islámicos de Sri Lanka, ha contado que sus miembros tuvieron reuniones periódicas con responsables del Ministerio de Defensa durante dos años para hablar sobre milicianos islamistas, con muchas menciones al caso de Zahran.

La última reunión fue el 2 de enero, fecha en que una delegación de ACJU se reunió con el ministro de Defensa, Hemasiri Fernando, que es además el jefe de Gabinete del presidente del país, Maithripala Sirisena. Reuters ha podido ver una foto de dicho encuentro, en el que ACJU mencionó la conexión de Zahran con el extremismo islámico.

«Les dijimos que esta persona es verdaderamente peligrosa», ha indicado Faris. «Tenían que haber actuado pero ya es demasiado tarde», ha subrayado.

El informe de la Inteligencia ceilandesa fechado el 11 de abril señala que Zahran estaba emplazado en la localidad de Katthankudy, situada en el este de Sri Lanka y con mucha población musulmana.

Con sus palmeras de dátiles y decenas de mezquitas wahabíes, la rama más conservadora del islam, esta localidad es conocida como Arabia Saudí costera, según ha explicado el vicepresidente del Consejo Musulmán de Sri Lanka, Hilmy Ahamed.

Zahran predicó en esa zona y en otros puntos de la costa este del país. Ahamed ha dicho que él mismo alertó a las autoridades sobre Zahran en el 2016 y de nuevo en diciembre del 2018 después de que fueran atacadas varias estatuas budistas, un ataque en el que cree que Zahran estuvo implicado.

«Hay un musulmán predicando el odio, arréstenlo», ese fue el mensaje que Ahamed mantiene que trasladó a las autoridades ceilandesas, que no le hicieron caso. «Podría acabar siendo un peligro para Sri Lanka», señaló. El Gobierno de Sri Lanka indicó el miércoles que los atentados del 21 de abril fueron perpetrados por nueve terroristas suicidas, ocho hombres y una mujer.

Petición de dimisiones

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, ha solicitado al jefe de la Policía y al ministro de Defensa que presenten su dimisión tras los atentados, según fuentes citadas por Reuters. El mandatario ha anunciado que renovará la cúpula de las fuerzas de seguridad en el plazo de una semana y que realizará cambios en las instituciones de seguridad en las próximas 24 horas, según informó el diario Daily News.

El anuncio ha tenido lugar horas después de que saliera a la luz que los servicios de Inteligencia de Sri Lanka fueran avisados del riesgo de que se produjera un ataque islamista de forma inminente, horas antes de la cadena de explosiones que tuvo lugar el Domingo de Resurrección contra iglesias cristianas y hoteles de lujo de Colombo y otras ciudades.

Comentarios

Un predicador tamil protagoniza el vídeo de Estado Islámico que reivindica los atentados de Sri Lanka