La decadencia de Roma bajo del mando del M5E

Los ciudadanos se quejan de que la alcaldesa Raggi no ha conseguido limpiar la ciudad y solucionar con los problemas de tráfico y transporte

Virginia Raggi el pasado día 13 en un campeonato de coches eléctricos en Roma
Virginia Raggi el pasado día 13 en un campeonato de coches eléctricos en Roma

Cuando, en junio del 2016, el Movimiento 5 Estrellas ganó con una aplastante mayoría la alcaldía de Roma, confiaba en demostrar que era un partido preparado para gobernar. Después de casi tres años de mandato, la decepción y el enfado de los romanos con la alcaldesa Virginia Raggi es cada vez mayor. La decadencia de la Ciudad Eterna ha servido para que Salvini lanzara sus dardos envenenados contra la gestión de M5E, mientras prepara el terreno para que la Liga conquiste la capital.

Raggi llegó al palacio del Campidoglio, sede del ayuntamiento, prometiendo limpiar la ciudad de la Mafia Capitale, una organización criminal que había extendido sus tentáculos dentro de la Administración municipal pilotando contratos y pagando sobornos a funcionarios. De acabar con ellos se ha ocupado la policía y la Justicia, mientras que a la alcaldesa le ha quedado el encargo de limpiar la ciudad de basura, solucionar los problemas de tráfico y de transporte público, además de asfaltar las calles. Encargos todos ellos en los que Raggi ha fallado estrepitosamente. Y, para más inri, uno de sus más estrechos colaboradores ha sido detenido por recibir mordidas para favorecer la construcción del estadio de fútbol del Roma

Sucia y degradada

Nunca la Ciudad Eterna ha estado tan sucia y degradada. Los residuos se acumulan en las calles, debido a que el sistema de recogida funciona de manera intermitente y desde el Ayuntamiento no han sido capaces de buscar una solución definitiva para la gestión de la basura tras el cierre del enorme vertedero de Malagrotta en el 2015. Los romanos también suspenden a Raggi en la gestión del transporte público. De las imágenes de autobuses ardiendo en pleno centro de Roma, a causa del deficitario mantenimiento de un vetusto parque móvil, se ha pasado al cierre de varias estaciones de metro de la línea A, por problemas en las escaleras mecánicas. Además, las calles están tan llenas de baches que ya han causado varios accidentes mortales de motoristas.

La degradación ha llegado también a sus jardines. Roma es la capital más verde de Europa por sus zonas arqueológicas, sus parques y sus numerosos árboles en sus calles. Los últimos temporales han evidenciado su escaso mantenimiento, mientras que los hermosos jardines de Villa Borghese o de Villa Pamphilli viven en el abandono.

Diversos colectivos de ciudadanos se han empezado a organizar en movimientos como Tutti per Roma, que a través de las redes sociales consiguió reunir en una manifestación de protesta a miles de personas en octubre. Raggi, además de haber tenido que cambiar a 10 concejales, también ha perdido el control de dos barrios en los que las elecciones parciales del 2018 dieron a victoria a candidatos de izquierdas apoyados por listas civiles.

403 Forbidden

Forbidden

You don't have permission to access /votacion/pixel_votos_responsive.php on this server.


Apache/2.2.22 (Debian) Server at www.lavozdeasturias.es Port 80
Comentarios

La decadencia de Roma bajo del mando del M5E