Abanca eleva su negocio un 6,5 % y rompe el récord de los 70.000 millones

La entidad gallega ganó 156 millones hasta marzo, con la morosidad en mínimos


Madrid

Abanca cerró el primer trimestre del año rompiendo el techo histórico de su negocio, al gestionar por primera vez más de 70.000 millones de euros (70.917 concretamente) entre créditos y depósitos, un 6,5 % más interanual. Asimismo, hasta marzo el banco gallego logró un beneficio neto de 156 millones, ligeramente superior a los 155,3 del primer trimestre del 2018.

La entidad que preside Juan Carlos Escotet destacó ayer la solidez de su posición, que con un 13,5 % de ROE (el indicador que mide cuál es la capacidad del banco para remunerar a los accionistas), se sitúa entre «las más rentables del sector».

Subrayó que el buen resultado del trimestre obedece a la «creciente capacidad de generación de ingresos», con un aumento del 7,1 % del margen bruto, hasta 284,4 millones, cimentado en su actividad minorista y en la aportación creciente tanto del margen de intereses como de comisiones.

En este punto, Abanca pone el foco en la evolución del margen comercial y de los ingresos por prestación de servicios. El primero mantiene la tendencia de períodos anteriores y es la principal fuente de crecimiento del margen de intereses (132,4 millones, un 3,4 % más).

En lo que respecta al capítulo de ingresos recurrentes, el banco enfatiza la subida por prestación de servicios (8,2 %), aunque todas las partidas están en verde: desde los ingresos por servicios bancarios (13,4 %) hasta los de cobros y pagos (9,7 %) o los generados por la venta de seguros, planes y fondos (1,8 %).

También considera «significativa» la mejora de la calidad de sus activos. Los saldos dudosos se han reducido casi en un 30 % interanual, encadenando 21 trimestres consecutivos de descensos. En este escenario, la tasa de morosidad, indicativa de la salud del negocio bancario, está en mínimos, con un 3,5 %, «ampliamente por debajo de la media del sistema financiero español».

Un 6,5 % más de crédito

Volviendo al dinamismo comercial, la cartera de crédito creció un 6,5 % interanual: los nuevos préstamos ascendieron a 525 millones, ganando protagonismo la financiación a empresas y autónomos, que ya suponen el 40 % del total concedido.

Junto a los préstamos, la otra gran rama de actividad ?la captación de recursos de clientes?, también creció un 6,7 %, liderada por el aumento de los saldos a la vista, fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro. En concreto, la nueva producción de seguros se disparó casi un 60 %, con los de salud a la cabeza.

El banco también reafirmó su apuesta por crecer a través de proyectos «estratégicos» que refuercen su perfil financiero y de generación de ingresos «de manera eficiente». Cabe recordar que su último intento fue a finales de febrero, cuando sopesó lanzar una opa sobre Liberbank, de la que finalmente desistió.

Adiós al «holding»

La entidad también comunicó ayer a la CNMV la decisión de simplificar su estructura, aprobando que Abanca absorba a su matriz, Abanca Holding Financiero (AH), a través de la cual Escotet poseía casi el 87 % del capital del banco. La operación, a través de un canje de 5,7 acciones de Abanca (a un euro de valor nominal) por cada título de AH, colocará al banquero como accionista mayoritario directo, ya sin holding interpuesto, con 1.900 de los 2.400 millones del capital social. Asimismo, la fusión mejorará también los ratios de solvencia de la entidad, que también informó al supervisor del reparto de 64,4 millones de euros en dividendos (a razón de 0,0279 euros por acción) a cuenta de los beneficios del 2019.

Comentarios

Abanca eleva su negocio un 6,5 % y rompe el récord de los 70.000 millones