Génova reclama tiempo para el proyecto de Pablo Casado

García Egea dice que la situación de ahora no es «homologable» a cuando Casado exigió la cabeza de Sánchez por obtener solo 84 escaños

;
El PP reclama el papel de Casado como líder de la oposición García Egea: «Hay personas que decidieron votar a otras opciones política hace ya meses, no hemos podido reconducir esa situación»

Madrid | La Voz

 La dirección del PP pide tiempo. El secretario general del partido, Teodoro García Egea, compareció este lunes de resaca electoral para pedir tiempo y confianza para Pablo Casado, que por el momento no se plantea dimitir a pesar de haber logrado tan solo 66 escaños, el peor resultado de la historia de la formación, quedándose  en menos de la mitad de diputados de los que disfrutó en la pasada legislatura.

García Egea no pudo ocultar que «el resultado es muy malo», algo que consideró él mismo como una «evidencia», pero solicitó paciencia a los líderes a y los militantes que ya cuestionan su liderazgo. «Hay otros líderes que se han presentado hasta en cuatro ocasiones a las elecciones, Pablo Casado hace nueve meses que cogió el rumbo y ha tenido su primera oportunidad», dijo, sobre un proyecto que está pensado «a largo plazo». Estas declaraciones no casan con el discurso de Casado de hace tres años, cuando exigió la dimisión de Sánchez al frente del PSOE por obtener solo 84 diputados, cuando ahora él se ha quedado con 18 menos. Al ser cuestionado en rueda de prensa. García Egea dijo que las «circunstancias no son homologables». 

Este martes se reúne en Génova 13 el comité ejecutivo en el que analizarán unos catastróficos resultados que nadie esperaba. La mayoría de los barones territoriales acudirán a Madrid para pedir explicaciones sobre el batacazo electoral, pero habrá una gran ausencia: la del presidente de la Xunta y líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijoo, que no podrá acercarse a la capital al tener que responder a preguntas en el Parlamento autonómico.

«Durante los próximos cuatro años el líder de la oposición se llama Pablo Casado. Vamos a hacer una oposición firme y contundente», dijo García Egea, tratando de apuntalar su presidencia, cuestionada desde ayer por unos resultados que muchos solo se explican por su exagerada derechización. De hecho, el mensaje oficial de la dirección popular empieza a suavizarse. «El PP siempre ha representado al centro político, al centro derecha, a los que creemos en la libertad», reivindicó el secretario general del partido.

La derechización de Casado lleva al PP al peor resultado de su historia

Fran Balado
;
Casado reconoce un resultado «muy malo» y lo achaca a la «fragmentación» Insta a las otras fuerzas de la derecha a repensar la situación de cara a las municipales del 26 de mayo

El candidato popular no dimite: «Vamos a trabajar para liderar el centroderecha»

Ni los peores pronósticos apuntaban a un descenso tan acusado del PP en las urnas. La bancada popular adelgaza hasta los 66 escaños, menos de la mitad de los 137 con los que contó en la pasada legislatura. Se trata de los peores resultados de su historia, muy por debajo de los 105 diputados que obtuvo Fraga en 1986, todavía con el cartel de Alianza Popular, o las 107 actas logradas por Aznar en 1989, ya bajo las siglas del PP. En el Senado también se queda con menos de la mitad de representantes, pasando de 130 a 61.

Seguir leyendo

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Génova reclama tiempo para el proyecto de Pablo Casado