Presiones empresariales y políticas para un pacto de PSOE y Ciudadanos

La patronal reclama «estabilidad» y el partido de Macron una alianza estratégica

Inés Arrimadas
Inés Arrimadas

vigo / la voz

Dan las cuentas (123+57), mayoría absoluta para un hipotético Ejecutivo de PSOE y Ciudadanos. Pero de momento no hay indicios de que ninguna de las dos partes tenga intención de sumar.

Los socialistas primero, a través de la vicepresidenta Carmen Calvo y los ministros José Luis Ábalos y Meritxell Batet, y Ciudadanos después, por boca de Inés Arrimadas y José Manuel Villegas, descartaron ayer toda posibilidad de que se produzca un pacto de gobierno entre ambas fuerzas.

Pero pese a dichas posturas, el empresariado y diversos dirigentes políticos europeos hicieron circular ayer sus mensajes y presiones en favor de que se instale una alianza moderada al frente de España que evite los pactos con la izquierda de Unidas Podemos y las formaciones independentistas o la inestabilidad de tener que buscar acuerdos en cada materia parlamentaria. Se atribuyen versiones a algunos ministros de que también estarían encantados de certificar un acuerdo con la formación naranja, pero no lo allanan ni los rescoldos de los debates entre Pedro Sánchez y Albert Rivera ni el cordón sanitario que Ciudadanos aún tiene tendido frente al PSOE, ahora un poco más tenso para hacerse con el título de líder de facto de la oposición.

Consciente de ese escenario de dificultades, el presidente de la Confederación de Empresarios (CEOE), Antonio Garamendi, recorrió ayer varios medios con el mensaje de que «la patronal se encontraría cómoda con un Gobierno de centroizquierda», animando así un pacto entre PSOE y Cs. «Todo lo que gire alrededor del centroizquierda, como en otro momento del centroderecha, será lo mejor», señaló. Y por si había algún resquicio de duda, añadió que la economía española requiere «estabilidad y moderación», es decir un pacto con continuidad a lo largo de toda la legislatura y reformas centristas.

La misma receta de políticas tranquilas y estables fue reclamada desde la Asociación de Trabajadores Autónomos. Organizaciones territoriales empresariales como la principal de las existentes en Cataluña, Foment del Treball, invitó sin ambages a Pedro Sánchez a «buscar las alianzas que le permitan formar un Gobierno estable y moderado». Y añadió en un comunicado la asociación empresarial catalana su deseo de que se logren «amplios consensos que den estabilidad a los diferentes estratos de las Administraciones Públicas». Un mensaje muy similar difundió también la patronal asturiana, que exigió públicamente en el mismo sentido un gobierno «sólido desde la moderación», en claro guiño de nuevo a la misma fórmula de PSOE y Cs.

Los mensajes para que cambien las actitudes entre los dos partidos fueron incluso abonadas desde el partido de Emmanuel Macron, que tras felicitar a Ciudadanos por su resultado del domingo, recordó a su partido hermano: «El avance de la extrema derecha nos recuerda que en Europa los progresistas deben unirse». El recado lo envió por Twitter la ministra gala de Asuntos Europeos, Nathalie Loiseau, candidata a los comicios europeos, que teme que las siglas ultra sigan avanzando.

Comentarios

Presiones empresariales y políticas para un pacto de PSOE y Ciudadanos