Rivera elude las presiones y descarta por completo pactar con el PSOE

Anuncia una «oposición de Estado» diferente, con predisposición al acuerdo en materia internacional o de seguridad


Vigo

Albert Rivera no concede ni la más mínima posibilidad a que se alcance un pacto de gobierno entre el PSOE y Ciudadanos. El presidente de la formación naranja quiso dejar claro esta mañana en una entrevista en Tele 5 que no atenderá a ningún tipo de presiones para que se produzca un acercamiento entre él y Pedro Sánchez para posibilitar la investidura del socialista con los votos de Cs. «Quienes votaron el domingo han sido los españoles, no la CEOE ni los bancos», recalcó dando respuesta a las sugerencias que desde la presidencia de la patronal, organizaciones empresariales como la catalana o la asturiana, asociaciones de autónomos o incluso el propio Banco de Santander han hecho en favor de un pacto entre los dos partidos que dé «estabilidad y moderación» a la acción de gobierno.

El líder de Cs insistió en su idea de liderar la oposición, que es donde cree que le han puesto los electores. «Haremos una oposición de Estado», dijo, advirtiendo que su trabajo será el de estar «muy vigilantes» a las decisiones que pueda tomar el nuevo Ejecutivo. El presidente de Cs dio muestras esta mañana en televisión de tratar de pugnar con todas las consecuencias con el PP por el liderato de la oposición, partido que estima «se ha descompuesto» perdiendo más de la mitad de sus escaños, mientras que Ciudadanos experimentó un ascenso del 80% en número de diputados, superando sus propias expectativas, que aseguró se movían entre 50 y 55 escaños siendo 57 los contabilizados al final, a la espera del recuento del voto emigrante.

Albert Rivera avanzó que los modos de la oposición que llevará a cabo Ciudadanos será completamente diferente a la que hasta ahora han hecho PP y PSOE. «La nuestra será una oposición de Estado», dijo, avanzando que en su intención está poder llegar a acuerdos puntuales en temas como la Unión Europea o la política antiterrorista.

El acuerdo con el PSOE que reiteró no se va a dar para formar gobierno o investir a Sánchez, sí se alcanzará, según dijo, tras las municipales y autonómicas de mayo, salvo en las localidades en las que los socialistas hayan amparado políticas a favor del separatismo. «Hablaremos», zanjó, aunque avanzó que su partido tendrá en los comicios locales y autonómicos un notable avance, no descartando que sean los socialistas quienes tengan que apoyar a Cs.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Rivera elude las presiones y descarta por completo pactar con el PSOE