Las empresas españolas se arriesgan a perder inversiones millonarias

Miembros de la policía bolivariana en Venezuela
Miembros de la policía bolivariana en Venezuela

madrid / colpisA

Buena parte de las principales multinacionales españolas llevan varios años tratando de replegar velas en Venezuela, e incluso retirarse, vista la deriva política del país unida a una serie de nacionalizaciones de activos y limitaciones de derechos. Pero el problema para salir de la tela de araña en que se ha convertido casi cualquier actividad económica en este territorio bañado por el Caribe es que arrastran facturas multimillonarias pendientes de pago, con frecuencia por parte del propio Estado y organismos públicos, que prácticamente perderían de marcharse, pues el arbitraje internacional se ha demostrado ineficaz.

Uno de los casos más paradigmáticos es el de las aerolíneas. Solo ocho compañías extranjeras seguían aterrizando en tierras venezolanas a principios de año y tres de ellas eran españolas: Iberia, Air Europa y Plus Ultra. Air France y TAP Portugal son las otras dos firmas europeas que mantienen sus conexiones. El Estado venezolano adeuda a este sector, en conjunto, 3.800 millones de dólares. Los grupos Meliá y Hesperia continúan teniendo hoteles en el país pese a su pérdida de atractivo.

El comercio, en caída

El valor de las exportaciones españolas con destino a Venezuela fue solo de 219 millones de euros en el 2016 (el último año con datos oficiales), tras haber caído casi un 60 % en el trienio anterior, mientras que las importaciones quedaron en 252 millones (con una caída del 81 % desde el 2014) por el abaratamiento de los precios del petróleo -casi el 95 % de las compras españolas allí son hidrocarburos-.

España es el noveno destino por importancia para las exportaciones venezolanas y, como proveedor extranjero, tiene una presencia cada vez más reducida. En materia de inversiones directas, no obstante, se mantiene como segundo país que más dinero aporta a Venezuela solo por detrás de Holanda, aunque su peso también se ha reducido de forma acusada. Otras firmas con gran exposición en Venezuela son Repsol, Liberty Seguros, Bayer Hispania y Mapfre. Con una presencia menor figuran, entre otras, BBVA, Acciona, Dragados (ACS), Duro Felguera, Elecnor, Telvent, Adecco, Planeta o Santillana.

Valora este artículo

0 votos
Comentarios

Las empresas españolas se arriesgan a perder inversiones millonarias